Actualizado hace: 5 horas 9 minutos
Gonzalo Medina Calderón
El hospital de especialidades

Para la colectividad manabita, y la de Portoviejo en particular, ha sido muy grata la noticia de que el Ministerio de Salud, se ha comprometido en dotar de un hospital de especialidades para la ciudad.

Viernes 25 Abril 2008 | 22:27

Los entes representativos de la ciudad, llámese municipio, colegios de profesionales médicos y paramédicos, y todos quienes tengan relación con la salud, deberían contribuir a emitir su criterio sobre este tema de inusitada trascendencia para la ciudad, a fin de que, la obra reúna las condiciones adecuadas de ubicación y belleza arquitectónica, técnicamente concebida en relación al servicio que va a prestar; que en su concepción haya un sentido ecológico tanto en el plano natural, cuanto en lo social, a fin de prevenir que el normal concurso de cientos de usuarios diariamente altere el orden y la decencia de la ciudad. En una consulta por internet sobre el criterio actual internacional de una construcción hospitalaria de las características de un hospital de 400 camas, se afirma que ésta se debe proyectar con un 30 por ciento de infraestructura y un 70 por ciento de área libre, y de esta área libre no menos del 50 por ciento debe reservarse para futuras ampliaciones, por lo que un área de 4 o 5 hectáreas es del todo insuficiente. Esta extensión la tiene el parque forestal o el terreno que está al frente del mismo. Es pues un parámetro sustancial a considerarse la superficie disponible, para evitar la temprana saturación de servicios sin esperanza de solución a la vista. Sobre el terreno al frente del parque forestal hay además el inconveniente del formidable relleno a efectuarse previo a la construcción, lo que subiría significativamente el valor total de la obra, pues dicho terreno está situado a no menos de 2,5 metros por debajo de la calzada principal, (vía a Crucita). La construcción en torres elevadas de siete pisos encarecería fenomenalmente la obra, por la imprescindible necesidad de contar con dos ascensores por cada servicio hospitalario. Con el hospital en el sitio señalado tendríamos además un nuevo problema de saturación de pequeños negocios ambulantes, “fritanguerías” a cada paso, concentración de buses y taxis, lo que alteraría el orden y decencia del único acceso decente que tiene la ciudad. Hay el criterio de que la vía a Santa Ana podría ser una alternativa más válida y adecuada, pues allí aún se encuentran terrenos de menor valor y de extensión y características adecuadas. Que haya transparencia y honestidad en las resoluciones a tomarse es lo único que debe primar, para bien de la ciudad. "Que haya transparencia en las decisiones a tomar"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala