Actualizado hace: 1 hora 50 minutos
LA ESTANCILLA
Cinco cantones sufren por faltade agua potable
DESABASTECIMIENTO Luis Donoso Zambrano, de la avenida San Lorenzo de Calceta, abrió la llave para recibir un poco de agua. Dijo que no reciben el liquido todos los días

Solamente 23.000 metros cúbicos de agua produce diariamente la planta La Estancilla. Esto es insuficiente para atender la demanda de los 5 cantones a los que sirve, sin contar las constantes roturas en las líneas de conducción y la falta de tanques de reserva.

Viernes 25 Abril 2008 | 18:32

Junín, Calceta, Tosagua, Bahía de Caráquez, San Vicente y pueblos en tránsito son los afectados, pues esa cantidad no alcanza a cubrir la demanda de cerca de 100 mil habitantes. Pedro García, técnico de la planta, señaló que todos los cantones enfrentan la escasez, que se agudiza en San Vicente, donde el agua llega 12 horas después del bombeo y para llenar el reservorio, de 1.000 m3, requieren otras 6 horas. A Bahía también es crítico, pues el agua primero pasa por Tosagua y se va quedando en el camino. La Estancilla La planta tiene capacidad para producir 28.000 m3 diarios. Hace quince días se dañaron 2 bombas, lo que obligó a racionar la distribución. Esto, sin contar los 2 o 3 apagones diarios que obligan a cerrar las válvulas para evitar el ingreso de agua turbia. García dijo que hay químicos suficientes y aseguró que el agua es apta para consumo humano. Agregó que la solución es instalar otra planta de agua, de 30.000 m3, para servir a todos los cantones, y repotenciar la actual. Reacciones Julio Macías, de la avenida San Lorenzo de Calceta, dijo que el agua llega tres o cuatro días a la semana y es de mala calidad porque sale turbia y con mal sabor. A esto el gerente de la Empresa de Agua Potable La Estancilla, EMAPA, Ángel Rivero, explicó que se debe al daño de uno de los dos tanques de reserva que almacenan mil metros cúbicos de agua. Además, como las tuberías están sedimentadas el agua a su paso va aflojando los sólidos y eso causa la turbiedad. En Tosagua las quejas son similares. Elio García manifestó que el agua sólo llega por horas, con un color café y mal olor. El gerente dijo que el mal olor se debe a la contaminación del agua por los lechuguines en la presa La Esperanza. Aseguró que Junín, Bolívar y Tosagua no tienen problemas con el agua ya que son abastecidos todos los días, lo que contrasta con la versión de sus pobladores que abrieron las llaves ante un equipo de El Diario y demostraron lo contrario. Rivero también habló sobre las constantes roturas en el acueducto, que está obsoleto y debe ser reemplazado. Soluciones El alcalde de Bolívar Ramón Gonzales, indicó que está consciente del problema y ante esto la directiva, que está integrada por los cinco alcaldes, ha dispuesto el inicio de un proceso de mejoramiento del sistema a través de una consultoría contratada por Asesores y Consultores del Litoral, Acolit. El estudio, que deberá estar listo en un mes, debe señalar el plan operativo a ejecutar, equipos, montos requeridos, población a servir, etc., para que la EMAPA inicie las gestiones para conseguir el financiamiento. La planta fue construida hace 25 años y ya cumplió su vida útil.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala