Actualizado hace: 25 minutos
EDUCACIÓN
Invidentes buscan oportunidades
DEMOSTRACIÓN Lenín Briones junto a su maestra Indaura Intriago repasa el alfabeto braile durante la inauguración del año lectivo en la escuela para discapacitados visuales

Con un mapa del Ecuador marcado por los puntos del sistema braile, Lucía Macías empezó a decir los nombres de cada una de las provincias del país con sus respectivas capitales.

Miércoles 23 Abril 2008 | 17:13

"Esmeraldas capital Esmeraldas, Manabí capital Portoviejo, Pichincha capital Quito" recitaba mientras sus dedos se deslizaban sobre un plástico que cubría el mapa. La maestra Indaura Intriago la escuchaba y sonreía al ver los logros de esta joven que desde hace dos años es parte de la escuela para personas invidentes. Previa esta demostración, Lucía había señalado que decidió ir al centro de capacitación porque quiere ser independiente y saber defenderse en la vida. A mi me gusta leer libros de temas profundos, nada de cuentos para niños, dijo soltando una carcajada. Pasos lentos pero seguros El coordinador cultural de la Asociación de Ciegos de Manabí (Ascima), Cirilo Solórzano, señaló que el centro de capacitación funciona desde hace tres años, empezaron con 12 alumnos y este año están matriculadas 25 personas. La idea es que los alumnos conozcan lectura braile, puedan llevar cuentas a través de un ábaco y sepan de computación con el sistema jaws (mandíbulas), y orientación y movilidad con bastón, enhebrar agujas y desempeñarse sin problemas en cualquier parte. De acuerdo a Solórzano, tres de los estudiantes del centro de capacitación ya están trabajando; dos en Manta y otro en el Miduvi. Los recursos económicos para que el centro de capacitación para invidentes funcione en Portoviejo provienen de los gobiernos de Finlandia y España, y además reciben apoyo del municipio local que asigna dos profesores que son los responsables de enseñarles a desenvolverse en las calles de la ciudad y caminar en medio del tráfico. Barreras Solórzano señaló que en Portoviejo sigue siendo un problema la presencia de barreras arquitectónicas que impiden que los discapacitados tengan facilidades en su movilización. Cerca de él estaba Lenín Briones, quien desde hace tres años acude al centro de capacitación y ahora estudia computación en la Universidad Técnica de Manabí (UTM). Él señaló que está listo para trabajar en cualquier institución pública o privada, y espera la oportunidad para demostrar sus habilidadades. Se gana la vida con una despensa que tiene en Andrés de Vera. Cirilo Solórzano COORDINADOR CULTURA Tenemos tres años con este programa de alfabetización para discapacitados visuales, cada año nos llegan más alumnos. Cirilo Solórzano COORDINADOR CULTURA Tenemos tres años con este programa de alfabetización para discapacitados visuales, cada año nos llegan más alumnos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala