Actualizado hace: 10 minutos
Morett se declara víctima de "terrorismo de Estado"

La mexicana Lucía Morett, una de las tres mujeres que sobrevivieron al bombardeo de las fuerzas militares colombianas a un campamento de las FARC en Ecuador, se declaró hoy en Managua víctima del "terrorismo de Estado colombiano". Durante una presentación pública en un hotel de Managua junto al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ante un auditorio copado de simpatizantes sandinistas, Morett aseguró que no es terrorista, sino una estudiante que defiende las "luchas sociales".

Lunes 21 Abril 2008 | 22:00

La mexicana, que también se hizo acompañar de sus padres, Jorge Morett y María de Jesús Álvarez, y una funcionaria de los derechos humanos de Ecuador, señaló: "Ahora me quieren a mí acusar de terrorista, porque fui la única sobreviviente mexicana". "Quiero decirles que soy una estudiante. Soy pasante de la carrera de literatura, gramática y teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México", continuó. "No soy ni mucho menos terrorista, pero se ha pretendido acusarme de esto, porque he participado en diferentes luchas y me he solidarizado con la lucha de los pueblos latinoamericanos", agregó. El pasado 1 de marzo fuerzas militares colombianas bombardearon la zona ecuatoriana de Angostura, en la selva amazónica, cercana a la frontera con Colombia, donde las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían instalado un campamento clandestino. En esa operación fallecieron, al menos, 26 personas, entre ellas el portavoz internacional de las FARC, alias "Raúl Reyes", el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro estudiantes universitarios mexicanos, cuya presencia en el campamento aún se investiga. Morett, junto a las colombianas Doris Bohórquez y Martha Pérez, sufrió heridas durante esa operación y fue rescatada de la zona de Angostura por militares ecuatorianos y atendida en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Quito. La mexicana no explicó qué hacía en el campamento clandestino de las FARC en Ecuador, y se remitió a decir: "Soy una más, que los acontecimientos me han puesto en este lugar, que no quería ocupar". "Jamás quise ser herida por bombas, pues, sin embargo, hubo bombas que fueron lanzadas con toda la intención de asesinar a las personas que allí estábamos", añadió. En otro parte de su discurso, Morett dijo que desde el 1 de marzo pasado ha venido dando esa lucha. "Ya no sólo como lo que soy, una víctima del terrorismo del Estado colombiano, (sino) una víctima más de tantas otras que ha dejado este terrorismo que sistemáticamente práctica el Gobierno de Colombia, presidido por Álvaro Uribe", señaló al respecto. "No sólo ya es por mí, sino por cuatro de mis compañeros que fueron brutalmente asesinados por las bombas", insistió. Aseguró que está dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias para denunciar el bombardeo de Colombia en Ecuador. Dijo que espera continuar esa lucha en su natal México, país que dijo amar y donde le gustaría estar. "Sin embargo, hasta ahora ha habido situaciones, campañas mediáticas en mi contra", dijo, y agregó que es inocente de lo que la acusan. "No he cometido, pues, ningún delito y sin embargo se ha intentado criminalizar la lucha en México, desde hace muchos años, la protesta social", denunció. Agregó que ya sea desde México, Nicaragua o cualquier parte del mundo continuará denunciando "el abuso de poder, el terrorismo de Estado" de Colombia sobre Ecuador. En su discurso, interrumpido en varias ocasiones por aplausos de los simpatizantes sandinistas, agradeció a Ecuador, a Nicaragua y a otros países que se han solidarizado con ella, y aseguró que se ha recuperado satisfactoriamente de las heridas. Morett se despidió con un emotivo "muchas gracias", que la hizo llorar, mientras era consolada por sus padres.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala