Actualizado hace: 5 horas 13 minutos
Campeonato
Albos imbatibles
jugadores Patricio Urrutia (d) y otros jugadores felitican William Araujo autor del gol con el que Liga (Q) venció a Barcelona

Barcelona fallo una ves más en su intento de derrotar a Liga de Quito en su propio estadio, Casa Blanca, en la capital de la república. Ayer con un soberbio gol de Wilmer Araujo, los quiteños liquidaron el juego al que asistieron más de 30 mil espectadores.

Lunes 21 Abril 2008 | 15:42

Con los resultados de ayer el cuadro albo se afianza en la tabla de posiciones como solitario puntero con 27 puntos, escoltado por Deportivo Quito con 22 En el balance general, Barcelona jugó mejor fútbol, sin embargo no pudo traducir en goles ese dominio territorial, que mantuvo sobre todo en la según da etapa. El partido El primer tiempo fue de dominio torero, que aprovechó el cansancio mostrado por el equipo albo, que juega paralelamente con éxito la Copa Libertadores. Los amarillos le dieron mejor trato a la pelota, causando dolores de cabeza especialmente por la habilidad del argentino Marcos Mondaini. Los albos no tuvieron a Enrique Vera como uno de sus mejores baluartes al rato del ataque, ni tampoco al argentino Damián Manso como su conductor, como siempre ha sido. En el segundo tiempo los locales mejoraron en lo colectivo y equipararon el juego que era de los visitantes. El gol El único gol del encuentro llegó a los 19 minutos de la segunda etapa, cuando William Araujo, que había ingresado minutos antes, tras burlar a un rival sacó un potente remate a media altura que hizo estéril la volada del arquero Gastón Sessa. Al final Liga se le lleva cuatro de los seis puntos que disputaron en esta serie de ida y vuelta del calendario tipo espejo de la primera fase del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol. Sobre el final Iván Almeida, asistente técnico e hijo del entrenador Ever Hugo, fue expulsado no sin antes irse insultando y haciendo gestos al público. Emboscaron a los toreros El bus que transportaba al plantel torero desde aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, al estadio Casa Blanca, fue emboscado en una de las estrellas de la capital por un grupo de aficionados. "Nos rompieron los ventanales y pusieron en peligro la integridad de los jugadores y de quienes viajábamos en el interior del trasporte", dijo el gerente deportivo del club y ex jugador, Carlos Luis Morales, luego del ataque.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala