Jueves 17 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 9 minutos
Las carreteras de Manabí
Walter Andrade Castro

Las carreteras de Manabí

Domingo 03 Febrero 2008 | 22:23

“ …En las vacaciones de Navidad tuve chance (sic) de viajar con mi familia a Bahía de Caráquez, en Manabí. Mientras uno sigue dentro de la provincia de Pichincha, las carreteras obviamente son muy buenas ya que la mayoría de éstas están concesionadas o en manos del Consejo Provincial.

El rato que uno pasa a la provincia de Manabí, a la altura de El Carmen, la situación da un giro total. Las carreteras en esa provincia están en un estado comparable a las carreteras en los países africanos, y eso donde sigue existiendo carretera. No me podía imaginar cómo el Gobierno podía permitir que las carreteras de la provincia donde está funcionando su Asamblea Constituyente muestren tal estado de destrucción…” Cartas al Director: El Comercio, Enero 31, 2008. Sí, así es como dice este señor: Manabí es comparable con Africa, pero con los países más atrasados, como Chad o Burundi, en lo que a vías se refiere. ¿Porqué? No sé realmente, pero me imagino que los políticos en posición de poder y los que elaboran y administran presupuestos, que son en la práctica los que toman las decisiones, son los culpables del desastre vial que más que vergüenza es un agravio insolente a los manabitas. Por eso, no son los políticos que mandan hoy los únicos culpables de esta desgracia - tienen un año en el poder - sino también los que mandaron ayer y anteayer los que deben compartir la responsabilidad de que Manabí tenga una repugnante y asquerosa infraestructura vial. Y asimismo, nosotros, los ciudadanos, los que votamos y no mandamos, somos partícipes de esta situación: sin gritos, sin dejar oír nuestra voz, casi en silencio, con tibios reclamos a lo mucho, hemos aceptado el sufrimiento de tener vías del siglo 19 como si nuestro destino fuera el de mártires. Y todo esto a pesar de la importancia electoral de la provincia que no sólo es fundamental en una elección presidencial sino que además elige un número importante de congresistas. Pero ¿qué han hecho nuestros diputados?: En términos generales y con las excepciones del caso, los que están con el gobierno de turno han pedaceado la provincia y se han proclamado minúsculos reyecillos de su pedazo, son los monarcas de su tajada. Allí hacen y deshacen y en ese esquema la provincia ni sus grandes proyectos, y una red vial es uno de esos, no cuentan para nada. Y los gobiernos felices: a cada diputado le dan su mendrugo, puede ser grande o pequeño, pero es migaja al fín y se olvidan de Manabí. ¿Cuál es la solución? El gobierno debe borrar ese pasado lleno de oprobio y vergüenza y concluir las obras ya contratadas o iniciar las que sean del caso. Pero ya, es hora que vivamos en el siglo 21 para que la provincia ande.

+ NOTICIAS

El Diario por Manabí y la patria

| 04:00 Tengo una frase muy sincera cuando un amigo cumple años y es desearle el doble o el triple de lo ya vivido; pero ahora, que El Diario, el otrora Diario Manabita, cumplió 80 años, debo anhelar que cumpla infinitamente, porque en el fondo de mi corazón no sé si felicitar a los que lo forjaron y lo desarrollaron o a nosotros por haber nacido y crecido con nuestro Diario Manabita.

El control de la contaminación ambiental

| 04:00 Sin mucho éxito, varios intentos se han realizado en diversos cantones manabitas para evitar las formas de contaminar el medio ambiente, tanto en la forma física como es arrojar basura en todos lados, dirigir las aguas negras al río, enviar material tóxico al mar, generar intenso ruido, etc.; cuanto la visual que la constituyen las propagandas pegadas sin control, los grandes rótulos, por ejemplo; o la que atenta a la respiración con la quema de basura y otros elementos que enrarecen el aire.

Apuntes sobre un Turismo repelente

| 04:00 Compró su boleto desde temprano. El bus saldría por la noche. Su viaje iniciaba al mismo tiempo que su reproductor de música (había suficiente memoria para las ocho horas)...

UNA CIUDAD PARA VIVIR

| 04:00 Esta frase debe convertirse en el supremo objetivo de todas las acciones municipales. Lograr que Portoviejo sea una ciudad para vivir implica eliminar todos los males que ahora la aquejan. Hay metas que cuestan dinero alcanzarlas, pero hay otras que sólo es cuestión de una inflexible aplicación de la ley. El ruido que sobrepasa los decibeles permitidos, por ejemplo, se lo puede combatir eficazmente aplicando la correspondiente ordenanza municipal.

¡Qué precio tan alto!

| 04:00 Sé bien que es imposible de evitar, pero cuánto deseo se alimenta por volver atrás el progreso y estacionarnos en el momento previo al nacimiento de esas máquinas infernales.

La obligación del uso del taxímetro

| 04:00 A partir del viernes 11 de abril el uso de taxímetros en Ecuador es obligatorio.

Primera zona

| 04:00 En diciembre del año 2010 se promulgó el Código Orgánico de la producción, comercio e inversiones, El 19 de noviembre del 2011 el Sr. Alfredo Saltos Guale escribe en El Diario lo siguiente: “La mayor deficiencia es el nulo avance de las denominadas zonas de desarrollo, hasta ahora no se conoce la existencia de ninguna de ellas, pese a que su formación como destino aduanero y en cumplimiento de objetivos ambientalistas, sociales, laborales, de impulso a las exportaciones, las convierte en un instrumento idóneo para fomentar las inversiones, etc., etc., tendrán preferencia a áreas cercanas a puertos, aeropuertos y circunscripciones que no sean Guayaquil o Quito”.

Reflexionemos en Semana Santa

| 04:00 Con el Domingo de Ramos se dio inicio a la Semana Santa, que en el mundo cristiano constituye uno de los acontecimientos de mayor trascendencia, ya que durante estos días se conmemora la pasión y muerte de Jesucristo, la misma que culmina con la resurrección, en demostración palpable de que en verdad se trataba del hijo de Dios hecho hombre.

Con el mismo tema

Mauro F. Molina-Menéndez | 04:00 En mi anterior escrito, del 3/20/14, le prometí al electo alcalde de Portoviejo ayudar al embellecimiento de la ciudad. Por estar seguro de su buena intención, hoy cumplo mi promesa.