Actualizado hace: 47 minutos
SEGURIDAD
Manabí no está lista para los desastres
Aspecto del simulacro de ayer en el colegio Julio Pierregrosse

El movimiento telúrico ocurrido la noche del jueves hizo saltar de su cama a Cecilia Mero. Ella vive en los condominios de Loma de los Vientos.

Sábado 17 Noviembre 2007 | 20:12

Escuchó los gritos de sus vecinos. Casi todos bajaron de sus departamentos. Ella prefirió quedarse dentro, pero luego salió. Permanecieron tres horas a la intemperie, con el temor de que hubiera una réplica. La provincia entera no está lista para enfrentar los desastres. Eso se evidenció ayer, en un simulacro de maremoto que realizó la Defensa Civil en la parroquia Santa Marianita. A una señal de alarma, todos los habitantes debían caminar hacia una zona segura, en el colegio municipal ubicado en la parte alta de la parroquia. No todos llegaron a tiempo. Muchos ni siquiera colaboraron. Lourdes Alvia y su hija llegaron 13 minutos después de la alarma. Los científicos aseguran que en un maremoto, la ola puede llegar entre 10 y 12 minutos luego del temblor. Defensa Civil sin recursos El coordinador provincial de Defensa Civil, Roque Mendoza, dijo que en ninguna parte del mundo se está preparado para actuar frente a posibles tsunamis. Sin embargo, manifestó, se hacen los esfuerzos para que la población sepa qué hacer cuando esto ocurra. Señaló que Manabí no está fuera del riesgo de sufrir estos embates de la naturaleza. La provincia tiene 10 cantones costeros y en todos ellos se ha elaborado mapas de riesgo. Además, se está preparando a la población. Mendoza indicó que en Manabí existe, según los estudios, un riesgo mediano, lo que significa que en caso de que haya un tsunami, las olas podrían alcanzar hasta 6 metros, con afectaciones de hasta 400 metros de la playa. La Defensa Civil nacional tiene un presupuesto de 15.000 dólares al año, por eso se trabaja con pocos recursos, dijo el funcionario. El trabajo de la Dirección de Planeamiento y Seguridad para el Desarrollo de los Pueblos (Diplasedep) para con los estudiantes también ayuda en la prevención. Ayer, 90 estudiantes de la unidad educativa Julio Pierregrosse participaron de un simulacro de terremoto. Agustín Cedeño, maestro del plantel, comentó que los estudiantes aplicaron los conocimientos adquiridos durante 4 meses de formación. Se organizaron en las unidades de primeros auxilios, contra incendios, seguridad, búsqueda y rescate, comunicación y más acciones importantes en el momento de un siniestro de esta naturaleza. Temor en Loma de los Vientos El temor se apoderó de los habitantes de los condominios de Loma de los Vientos, por el desplazamiento de una roca que forma parte del talud sobre el que se asientan los edificios. La Defensa Civil les recomendó que evacuaran las viviendas hasta que el riesgo pasara. En el lugar viven 30 familias. Lida Palma, dirigente del sector, contó que desde hace tres años, cuando se presentaron los primeros problemas por el deslizamiento de rocas se realizaron gestiones que hasta ahora no concluyen. El Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda contrató trabajos para reforzar la zona, que aún no se han ejecutado. Palma informó que la próxima semana llegará el contratista de esa obra, Roosevelt Cedeño, a iniciar la labor luego de que recibió el anticipo. Al menos eso es lo que le han dicho. Ella espera, como sus demás vecinos, que esta vez se cumpla.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala