Actualizado hace: 13 minutos
Argentina
Victoria monumental

Arsenal hundió el miércoles a River Plate al superarlo en los penaltis (2-4) tras un empate a cero y se clasificó finalista de la Copa Sudamericana, el más importante logro del club bonaerense en sus cincuenta años de historia.

Viernes 16 Noviembre 2007 | 22:43

Fiel a su costumbre de superar etapas fuera de casa, como ocurrió ante el argentino San Lorenzo, al brasileño Goiás y el mexicano Chivas de Guadalajara, Arsenal tocó el cielo con las manos al resistir los embates de su rival en la segunda parte y convertirse en el rival del América mexicano en la final del torneo. En coincidencia con sus sufrimientos en las fases anteriores al superar al brasileño Botafogo y al uruguayo Defensor Sporting con sólo una victoria en cuatro partidos, River terminará el año con las manos vacías y con una década sin títulos internacionales y tres años y medio en la Liga argentina. Disfrutan victoria Mario Cuenca, portero y figura del Arsenal, afirmó que su equipo tiene “hambre de gloria”. “No nos conformamos con lo que hicimos, con haber llegado a la final. La conformidad es algo lindante con la mediocridad”, afirmó el guardameta, que paró dos penaltis y marcó uno en la resolución de las semifinales. Tras indicar que el América mexicano será “un rival muy difícil” en la final, Cuenca dijo: “soñamos con llegar lejos en este torneo y se nos dio. Ahora tenemos que terminar esto de la mejor manera”. En cuanto a su actuación, determinante para la clasificación del Arsenal, dijo que “fue una noche completa. Salió todo bien”. “Muchos sostenían que este equipo ni siquiera le podía ganar a San Lorenzo en la primera ronda del torneo y ahora estamos en la final. En el fútbol, todo es posible”, dijo el medio centro Andrés San Martín. “Pasar a una final internacional con un equipo tan humilde me pone muy orgulloso”, añadió. RENUNCIÓ PASSARELLA Daniel Passarella (foto) anunció ayer su dimisión como entrenador del River Plate argentino. El ex seleccionador de Argentina y Uruguay había prometido en mayo pasado que renunciaría si su equipo no lograba un título de campeón antes de finales de año, pese a que tenía contrato con el club hasta el 2009. River fue eliminado de la Copa Sudamericana por Arsenal, en las semifinales, en una tanda de penaltis (2-4). La semana pasada quedó fuera de carrera en la lucha por el título de campeón del torneo Apertura 2007 de su país. El equipo ha completado una racha de una década sin conquistas internacionales y de tres años y medio sin ganar un campeonato local. Passarella lo dirigió en las últimas ocho competiciones en las que ha participado.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala