Actualizado hace: 27 minutos
CHILE
Bachelet sintió en carne propia réplicas de sismo

La presidenta Michelle Bachelet experimentó ayer en carne propia los efectos de dos fuertes réplicas del terremoto que la víspera azotó el norte chileno, pero mantuvo la calma y exhortó a los miles de damnificados de Tocopilla a seguir los planes de emergencia.

Viernes 16 Noviembre 2007 | 21:10

Bachelet llegó en la mañana de ayer a la zona y cuando se encontraba conversando con damnificados en este puerto, se registraron dos fuertes sismos de 6,2 y 5,9 grados, según el Servicio de Sismología de la Universidad de Chile. La gente reunida junto a la presidenta reaccionó con pánico, pero la mandataria llamó a la calma, mientras sus escoltas, nerviosos, la apartaron de un poste de alumbrado público. Pero la presidenta insistía en calmar a las mujeres a su alrededor y les decía entiendo que hay mucho susto, mucha desesperación. Bachelet viajó primero a Antofagasta y luego sobrevoló en helicóptero las zonas más afectadas que son Tocopilla, 1.863 kilómetros al norte de Santiago, y el campamento minero de María Elena, 75 kilómetros al sur de este puerto, remecido por un terremoto de 7.7 grados el miércoles. Hay que construir un hospital nuevo, pero eso no es de un día para otro, les dijo Bachelet a numerosas mujeres que la rodearon para solicitarle ayuda. Ayer en la madrugada llegó a Tocopilla un hospital de campaña de la fuerza aérea, que fue rápidamente armado. Ya está en condiciones de atender, dijo el general Guillermo Ramírez. El hospital se encontraba en Antofagasta, 260 kilómetros al sur de Tocopilla, explicó Ramírez, que añadió que es el mismo que Chile envió a Pisco, Perú, para atender a los heridos del terremoto del 15 de agosto. El hospital del pueblo está tan dañado que es un riesgo usarlo. La ministra de Salud, María Soledad Barría, que llegó horas después del terremoto a Tocopilla, junto con sus colegas de Vivienda, Transportes y del Interior, para atender en terreno las necesidades de los damnificados. Los tocopillanos dicen que fue un terremoto hipócrita porque no mostró la verdadera magnitud de la destrucción. Centenares de fachadas esconden paredes y techos en el suelo. Dos muertos El fuerte sismo causó dos muertos, unos 170 lesionados, la mayoría leves, 15.000 damnificados y más de 4.000 viviendas dañadas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala