Actualizado hace: 6 horas 13 minutos
Jorge Maldonado F.
Más alla del bien y del mal

Los dirigentes previstos de la Asamblea Constituyente, al parecer, se consideran “más allá del bien y del mal”, es decir, que ese colegiado, es insospechable y que los ecuatorianos estaremos ciertos de que legislan por el bien del país.

Miércoles 14 Noviembre 2007 | 21:22

De hecho no es así. El juicio de la historia es duro, porque juzga las normas en su aplicación, con todos los obstáculos que se presentan en la realidad a sus beneficios estudiados. Por eso, por considerar que la Asamblea es insospechable, creen que los plenos poderes son como un cheque en blanco, cuyo contenido ya firmado por el pueblo ecuatoriano cuando los eligió, admite cualquier idea, cualquier procedimiento, inclusive el rompimiento del régimen de derecho, haciendo polvo anticipadamente a la Constitución vigente. Cierto que la elección les entrega un poder, pero más bien es una responsabilidad, un conjunto de obligaciones que comienzan por el respeto al régimen jurídico; es su obligación buscar la sabiduría que comienza en el conocimiento, anticipar las circunstancias en que se aplicará la norma, con todas sus variables que son muchas, reduciendo al mínimo la posibilidad de equivocaciones que impidan su aplicación, pues una vez vigente la Constitución, no será fácil su reforma o adaptación a esas circunstancias no previstas. También lo es que a lo largo del tiempo preparatorio del acontecimiento, han circulado ideas bien sustentadas, proyectos bien formulados, contenidos deseables; pero el sustento que tuvieron en su origen, no se encuentra totalmente integrado a la documentación que acompaña a esos aportes. De ahí surge la necesidad de investigar en cada tema, en cada norma, en cada sección que se ponga en discusión, porque la responsabilidad es indelegable y además, se atribuye al conjunto, al colectivo que tiene la alternativa de pasar a la historia como un reformador bien intencionado, o como el causante de mayores daños para el país. Esa necesidad requiere además de una cualidad que no es común a quienes adquieren poder: la humildad: Peor aún, es generalizado el convencimiento no confesado de que la autoridad del voto entrega además del poder, la sabiduría para tomar las decisiones siempre acertadas. Nada más lejos de la realidad. En asunto tan importante, el único procedimiento posible para reducir el margen de error, es el estudio, la investigación, la ayuda que pueden recibir de quienes han dedicado la vida entera a la búsqueda del conocimiento. Ante la realidad de que la Asamblea Constituyente se encuentra integrada por representantes del pueblo ecuatoriano, en el que hay personas con variadas características, positivas y negativas, que no son infalibles ni insospechables, tenemos que procurar convencer a esos caballeros y damas que su tarea es difícil, que deben buscar sus mejores atributos y ponerlos al servicio del país, que deben estudiar y estudiar y encomendarse a Dios para que ampare a nuestro país… " Tenemos que procurar convencer a esos caballeros y damas que su tarea es difícil"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala