Actualizado hace: 4 horas 23 minutos
PORTOVIEJO
Amor más que superstución
A Ronald López Alvarado y Aura Quijije Mera, no les importó la fecha

Ayer, martes 13, para muchos supersticiosos como Pablo Efraín Morales, era un día de mal agüero ya que según sus abuelos ese día traía mala suerte. “Yo no paso ni por debajo de una escalera y me cuido de que un gato negro se me atraviese”, dice.

Miércoles 14 Noviembre 2007 | 21:00

Mientras que para unos es un día que tiene muchos misterios. Para otros el día 13 marcó una fecha importante en el calendario. Hasta las instalaciones del Registro Civil en Manabí, llegaron 4 parejas para contraer matrimonio. Una de ellas fue la conformada por Ronald López Alvarado y Aura Quijije Mera, quienes decidieron casarse después de mantener una relación amorosa de dos años diez meses. “Realmente no pensamos que caería martes 13, un día escogimos la fecha y aquí estamos”, dijo Ronald, al tiempo de expresar que el amor no conoce de supersticiones. “Nos tenemos uno al otro, nuestro amor es verdadero y tendrá sus frutos. La fecha nada tiene que hacer con la decisión que el ser humano toma. Además para nosotros se convertirá en el número más importante de nuestras vidas”, afirman Ronald y Aura, que ayer a las 10h30 en presencia de la jueza civil y sus testigos Francisco Javier Lucio y María Azucena Pico, suscribieron las actas de su matrimonio civil, por la iglesia planean casarse el 1 de diciembre. ¿De dónde viene la superstición? La superstición relacionada con el trece se le ha dado el nombre científico de “triscaidecafobia”, que proviene de la palabra griega “triscaideca”, que significa trece, y de “phobos”, miedo. Sobre la expansión de la superstición de la supuesta mala suerte del trece existen varias teorías: la primera, que se propagó desde Escandinavia hacia el sur por Europa y, posteriormente, a América por los conquistadores españoles. La segunda, que surgió con la eliminación de la Orden de los Templarios, el 13 de octubre de 1307, y la tercera, que se expandió de Estados Unidos a principios del siglo XX. LO DIJO María Pico testigo “Cuando hay un sentimiento tan fuerte como el amor, es suficiente”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala