Actualizado hace: 2 horas 6 minutos
Erwin Valdiviezo S
Marca a presión

No se trata de futbol, no, es la nueva estrategia de los campesinos manabitas que, usando las ventajas de la telefonía moderna, llaman, insisten, averiguan y presionan para que las entidades y funcionarios del sector público cumplan con sus compromisos de obras e inversión.

Martes 13 Noviembre 2007 | 21:29

Nunca antes me he regocijado tanto de ver a nuestros “montubios” con celular en mano, no solo “presionando” a estos funcionarios sino que han desarrollado una especie de red de seguimiento junto con sus pares dirigentes de otras comunidades, para así saber exactamente como marchan las obras. Esto lo constate el último fin de semana, cuando el prefecto Mariano Zambrano me invito a recorrer algunos cantones para “convencerme” de cómo se invierten los recursos en vialidad rural. Y claro que tengo que decir que hay buena intención y una inversión cuantiosa, pero a la vez hay que puntualizar que todo esto es mínimo frente a la demanda de las comunidades manabitas, que necesitan no menos de cinco mil kilómetros de vías de penetración a sitios tan productivos que claman aun, porque tanto en invierno como en verano puedan tener contacto con los centros poblacionales para vender y abastecerse. Debo ponderar lo que vi en Flavio Alfaro, donde su alcalde, Jaminton Intriago, ha hecho convenios con el Consejo Provincial y con las comunidades para solo, en esta ultima etapa del año, construir más de sesenta kilómetros de vías rurales que beneficiarán a muchas comunidades que tienen como obligación (a más de mano de obra) no descuidarse de los constructores, para que cumplan en tiempos y montos con lo contratado. Es decir, que la inversión rural comienza a tener una contraparte efectiva que es la “veeduría” de los campesinos, que ojala y sigan en esa conducta para no quedar burlados de los mandatarios o los contratistas. Claro que mientras prefecto y alcaldes “chequeaban”, hablaban o cortaban cintas de inicio o inauguración de obras, más nos interesaba lo que nuestros “montubios” opinaban. Y que no es otra cosa que dar complemento a la vialidad rural, que también debe tener escuelas, subcentros, casas comunitarias y sin dejar de mencionar créditos y capacitación para completar el circulo productivo, que ojala y llegue no solo por la obligación de gestiones que deben hacer nuestras autoridades y representantes, sino por el “seguimiento y presión”, que vía celular ahora meten nuestros dirigentes campesinos a los que ya no hay como “verles la cara de tontos” como antes ocurría. Ojala y Don Mariano nos siga invitando a sus recorridos, a fin de ver que “nueva” les tienen los dirigentes campesinos, que ya no solo están vivos y preparados al pisar el cemento, sino que andan hasta más “adelantados” que sus mandatarios. Y eso es bueno para que estos últimos ya no engañen y cumplan con sus ofrecimientos. "La inversión rural tiene una contraparte efectiva en la “veeduría” de los campesinos"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala