Actualizado hace: 3 horas 30 minutos
Dominicano culpabe de asesinar a ecuatoriana

Un jurado popular de España ha declarado hoy al dominicano Fredy Orlando Santiago, de 36 años, culpable del homicidio cometido contra su pareja sentimental, Ana María Ureta, de 29 años y natural de Ecuador, a quien el 2 de julio de 2006 asestó una puñalada en el corazón que acabó con su vida en Ávila, (norte).

Lunes 12 Noviembre 2007 | 20:43

Según informaron a Efe fuentes de la Audiencia Provincial, el veredicto se ha producido a última hora de la jornada, después de que el jurado popular, integrado por nueve personas seleccionadas de forma aleatoria entre un grupo de treinta y seis, escuchara durante la mañana y la tarde de este lunes los testimonios de los testigos. A partir de ahora, será la presidenta de la sala la que determine la condena que impondrá a Fredy Orlando Santiago, después de conocer la postura del jurado. El Ministerio Fiscal ha rebajado su petición de 15 a 12 años de cárcel, tras considerar probado durante la vista oral que el condenado propinó una paliza a la víctima en el salón del domicilio y posteriormente, tras coger un cuchillo de 17 centímetros de hoja, le asestó una puñalada en el corazón que le produjo la muerte. Los hechos juzgados desde esta mañana en la Audiencia Provincial de Ávila tuvieron lugar a las 4:00 horas de la madrugada del 2 de julio de 2006. La defensa había solicitado la libre absolución, al entender que su defendido en ningún momento intentó matar a su pareja, sino que fue Ana María Ureta la que intentó agredir con el cuchillo al acusado y éste, al defenderse, golpeó su mano y "el cuchillo se le clavó accidentalmente". Esta versión no fue ratificada por los forenses, que esta tarde descartaron que la víctima pudiera clavarse el cuchillo de esta manera. Según ha manifestado la defensa, que finalmente ha solicitado para su defendido la pena que se le imponga en el grado mínimo, el origen de la discusión que acabó con la muerte de Ana María Ureta fue una pelea que ésta había tenido el día anterior con la ex mujer del acusado en un bar y que provocó el enfado de la víctima porque Fredy Orlando no le había defendido. En su declaración, Fredy Orlando ha confirmado la pelea entre la ciudadana ecuatoriana y su ex mujer, porque "no soportaba" que estuvieran "juntos". Según Fredy Orlando, la noche del 2 de julio de 2006 tanto él como la víctima estuvieron tomando varios vasos de whisky en su casa junto a otros dos amigos y "no hubo discusiones de ningún tipo". "Luego se fueron los invitados y Ana María Ureta comenzó a enfadarse y a reprocharme que no hubiera hecho nada cuando mi ex mujer la agredió la noche anterior", ha apuntado el ya condenado, quien ha añadido que le comentó que "no podía porque tenía una orden de alejamiento". En ese momento -continuó-, la víctima se puso "como loca" y comenzó a golpearle y a romper vasos, y "tras conseguir que se calmara" le pidió ir al baño a lavarse y "volvió a comenzar con sus insultos" por lo que el acusado pidió a su hija, que se encontraba en una habitación de la casa, que avisase a la amiga que había estado con ellos anteriormente para intentar calmarla. Fredy Orlando ha asegurado que, acto seguido, la mujer cogió un cuchillo e intentó agredirle, por lo que él intentó pararla y "en ese momento ella misma se lo clavó". La hija del acusado, menor de edad, ha confirmado en su declaración de hoy la pelea entre la víctima y la ex mujer del imputado, así como su salida de la casa para llamar a la amiga de Ana María Ureta, a cuyo regreso encontró a su padre con un arma en la mano ensangrentada diciendo que había sido "un accidente" y a la víctima tendida en el suelo en medio de un charco de sangre.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala