Actualizado hace: 8 minutos
DAC: aterrizaje avión Iberia fue "largo y brusco"

El director de Aviación Civil de Ecuador, César Posso, aseguró hoy que por las primeras investigaciones sobre el percance que sufrió el pasado viernes un avión de la aerolínea española Iberia, en Quito, determinan que el aterrizaje de la aeronave fue "largo y brusco". El avión Airbus A340-600 de Iberia derrapó en la pista el pasado viernes, se paró al final del aeropuerto, a pocos metros de una cancha de fútbol en un populoso barrio de Quito y muy cerca de viviendas.

Lunes 12 Noviembre 2007 | 17:53

Los 335 pasajeros y 14 tripulantes del avión resultaron ilesos. Posso explicó, en declaraciones a la televisión local Ecuavisa, que la última fase de aproximación al aeropuerto es responsabilidad del piloto y que, en el caso del aterrizaje del aparato de Iberia, supuestamente y según las primeras versiones, se acercó muy alto a la pista. De acuerdo a la senda de aproximación, Posso explicó que el avión "tenía que topar ruedas en el primer tercio de la pista y, según testigos, no topó en el primer tercio sino posterior a eso con suma velocidad y violencia. Frenaron y fueron a parar en la zona de seguridad". El director de la Aviación Civil añadió que "el tren de aterrizaje sufrió daño por el exceso de presión en los frenos y esto hizo que, en la desesperación de la tripulación de parar, se active el mecanismo mismo del tren de aterrizaje que tiene unos fusibles que, cuando llegan a una temperatura, se desinflan las ruedas". Ecuavisa informó, además, que el ministro de Transporte, Héctor Villagrán, estuvo hoy en la cabecera norte del aeropuerto "Mariscal Sucre", donde continúa la aeronave averiada, e informó que una comisión especial, integrada también por expertos de Francia y España, aún investigan la caja negra. La tripulación del avión ya ha prestado declaración ante la Junta de Investigación de Accidentes formada para este caso, según medios locales. Asimismo, la televisión informó que se espera la llegada de una representante de la Dirección de Aeronáutica Civil de España, en tanto que Posso recordó que continúan suspendidas las operaciones de Iberia en Quito. Esa suspensión estará vigente, según dijo, hasta que se demuestre la solvencia de las tripulaciones de Iberia en cuanto a su entrenamiento y pericia para entrar en el aeropuerto de Quito, que está en el centro norte de la capital y rodeado de viviendas. Añadió que espera, además, que se demuestre el buen mantenimiento de la aeronave y una certificación de la autoridad aeronáutica española que certifique la idoneidad de sus aeronaves y pilotos. Posso también está a la espera de un informe sobre la pista de aterrizaje del aeropuerto "Mariscal Sucre". Tras el percance, Iberia anunció que mantendrá sus vuelos diarios a Ecuador, con llegada a Guayaquil, para lo cual decidió alquilar cuatro aviones con el fin de atender a todos sus clientes en este país andino en traslados interiores. Xavier Mora, uno de los pasajeros de Iberia, se quejó hoy en Ecuavisa por el mal trato que, según dijo, dio la aerolínea luego del accidente, al mantenerlos cuatro horas en el aeropuerto sin buena atención y luego dejarlos sin más en hoteles. Al referirse al percance, Mora aseguró que el avión se "estrelló" porque, según relató, la aeronave se golpeó contra la pista y "perdió el control" hasta ir a parar al final de la misma. Mora también señaló que, en su opinión, la evacuación del avión "demoró más de media hora", tiempo en el que él vio partes del avión "con fuego y también humo negro". Posso apuntó que es "grave" si la evacuación duró más de media hora, pues debía hacerse en pocos minutos. "Estamos realmente preocupados, inconformes por la reacción en cuanto al manejo de la crisis", anotó el director de la Aviación Civil de Ecuador.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala