Actualizado hace: 14 minutos
Jorge Guillén Morales
Cambio improcedente

Con mucha sorpresa e indignación la ciudadanía portovejense ha recibido la noticia de la pretensión de ciertas autoridades municipales de reubicar o desalojar los predios de la escuela Rafael María Mendoza, para convertirla en un centro de comercio informal.

Lunes 12 Noviembre 2007 | 20:13

Es verdad que toda ciudad o nación debe arrumbarse hacia el progreso y desarrollo, pero sin desestimar o destruir su patrimonio cultural y la escuela Rafael María Mendoza tiene ese reconocimiento, por su larga trayectoria educativa, más de 50 años al servicio de la comunidad de Portoviejo, con un personal docente que ha respondido a las expectativas, demostrando responsabilidad, entrega, dedicación y mucho esfuerzo, forjadora de grandes personajes hoy reconocidos en los diferentes ámbitos de nuestra sociedad. Desconocemos las razones de esta proterva decisión de considerar a los predios de esta escuela para ubicar a los informales de Portoviejo, un problema que viene de muchos años atrás y que lamentablemente ninguna autoridad municipal ha solucionado hasta hoy. Pero no por eso se puede destruir lo que con tanto esfuerzo se ha construido y eso lo puede verificar cualquier autoridad para que se tenga conciencia de lo que se hace. Invitamos a la ciudadanía en general, pero muy especialmente a los ex alumnos, profesores, directores, para unirse en esta lucha para defender a la escuela Rafael María Mendoza, legado de edudación y cultura que perversos intereses mezquinos pretenden mancillar. Hago un llamado a la unidad, a sumarnos a lo que por historia y justicia nos corresponde y no dejarnos amedrentar por quienes por desconocimiento quieren ofender la dignidad de los portovejenses. El sábado 10 del presente mes y año, a las 09h30 se realizará una reunión ampliada en la escuela, para planificar las acciones que en los próximos días se llevarán a efecto para hacer un reconocimiento público de lo que representa esta prestigiosa escuela y de esta manera buscar que desde el Municipio se nos garantice que no será considerada en futuras “regeneraciones urbanas”, sino más bien apoyar las múltiples necesidades que sufren éste y los demás planteles educativos de nuestro cantón. Por el rescate de nuestra cultura y educación, apoyemos con el corazón esta noble lucha que ya empezó y que sólo terminará en el momento de que se tenga la garantía de que esta escuela no será despojada de su patrimonio.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala