Actualizado hace: 5 horas 56 minutos
Edison Cevallos Moreira
Añoranzas de un pasado

Las añoranzas que afloran en los habitantes de esta provincia cuando vivimos en carne propia que en gran medida casi todas las conquistas que en las entidades del sector público se habían logrado en materia de descentralización se han ido al traste y nuestros ejecutivos de estos entes burocráticos sólo son una especie de pasa papeles de los burócratas de Quito.

Domingo 11 Noviembre 2007 | 21:28

Las sub Secretarías de varios Ministerios que con bombos y platillos fueron creadas con sede en esta provincia para viabilizar tramites y evitar que por quítame estas pajas el recurrente tenga que viajar a la capital para lograr una atención que se requiera en alguna de estas entidades, en los últimos años han sido eliminadas casi por completo y estos funcionarios sólo son de membrete y como la remuneración que es en muchos casos lo que les importa está homologada, ahí no dicen ni pio y se pasan rascándose la barriga, trasladando y demorando pedidos o trámites a la capital y pare de contar. Portoviejo, la capital ha perdido en gran parte su protagonismo de antaño hasta en el sector productivo y privado, el centro de conversión que fue de los habitantes de la región en muchas de las actividades provinciales, casi se ha disipado, antes todos lo caminos conducían a esta ciudad, el comercio tenía aquí los distribuidores de casi todos los productos de consumo masivo, las grandes empresas instalaron agencias y sucursales que poco a poco han ido desapareciendo o disminuyendo su radio de atención. Los entes regionales gastan gran parte de su presupuesto en viáticos y traslados y es cotidiano ver a burgomaestres y funcionarios de elección popular y burócratas a diario en los vuelos frecuentes a la capital de la República y en los noticieros de televisión los más amantes a salir en pantalla de manera repetitiva vienen haciendo alardes de las conquistas que logran en sus permanentes peregrinajes a pedir lo que deben exigir. Hasta en el organismo de control que con grandes anuncios publicitaron la capacidad de procesar y establecer aquí responsabilidades determinadas en las auditorías, ahora, con un director encargado oriundo de la serranía y gran amante del anonimato, han eliminado la capacidad de citar en esa regional al propio Contralor del Estado, obligando inmisericordemente a correr con gastos de traslado o a practicar deprecatorios o exhortos costosos y con pérdidas de tiempo. Este organismo ni siquiera puede de su propia iniciativa iniciar acciones penales determinadas por sus funcionarios y todo consultan a Quito, de ahí que dos presunciones penales establecidas por falsificación de certificados de no estar incursos como contratistas incumplidos, duermen el sueño eterno a la espera de un arreglo con el pretexto de este centralismo. La eliminación de estas trabas es tarea primordial de la Asamblea y de nuestros representantes. " Los entes regionales gastan gran parte de su presupuesto en viáticos y traslados"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala