Actualizado hace: 1 hora 37 minutos
HACIA LA NAVIDÁS
Las pasiones y el jugueteo

Siacerca la Navidás, Caridás, y los juguetes abundan. Aparentemente, hay para todos, pero nuescierto. Este año, como en todos los demás desde que al homus lúdens se le ocurrió inventarlo, el juguete será esquivo para enormes masas de ñiños.

Domingo 11 Noviembre 2007 | 20:46

Los que tienen cómo, comen; los que no, no. Los juguetes más pitukeros, “inteligentes” y atractivos, irán a parar a las manos de los ñiños favorecidos por la suerte. Los más turritos irán a las de los ñiños pobres. Y ningunito, a los ñiños desvalidos. ¿Es justo? Claro que no. Pero así es, Inés. Poresomente, esta entrega habla del juguete y el juego. Porque se juega de todo. Se juega pelota, gallos, lotería, bingo, la bolsa (de valores, por siaca, Mariaca). Hay juegos florales, juegos deportivos y los más deliciosos, los juegos amorosos. Y hasta con la palabra jugamos. Decimos, por decir: “poner en juego”, “entrar en juego”, “descubrir a alguien en el juego”, “tomar a juego”, “estar en juego”, “jugársela”, “jugar un papel en la vida” y, en fin... La palabra juego está en tantas partes y se la puede incluir en tantas actividades humanas que hasta podemos llegar a pensar que, al fin y al cabo, dijo el soldado, la vida es un juego y todo se va. Y que la realidad es nacer y morir, para qué llenarnos de tanta ansiedad, porque sacando la cuenta en total, la vida es un juego y nada es verdad, como, más o menos, dice el bolero, lector dominguero.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala