Actualizado hace: 6 minutos
BOLIVIA
Violencia frustra intento de reanudar la Asamblea
CONVULSIÓN Manifestantes patean la puerta del edificio de la Asamblea Constituyente en Sucre luego de ser suspendida

La Asamblea Constituyente convocada por el presidente, Evo Morales, fracasó en un nuevo intento de reanudar las sesiones después de tres meses de parálisis, por la violencia desatada en Sucre, capital oficial del país, contra asambleístas y periodistas.

Sábado 10 Noviembre 2007 | 22:52

La presidenta de la Asamblea, la indígena quechua Silvia Lazarte, suspendió la sesión con el argumento de que no hay seguridad para trabajar en la sede principal del foro, el teatro Gran Mariscal de esa ciudad sureña de 280.000 habitantes, que amaneció cercado por universitarios. Los estudiantes, algunos ebrios, impidieron a los asambleístas entrar al teatro, los insultaron y golpearon al menos a seis del partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), entre ellos al dirigente indígena Román Loayza, que denunció las agresiones a medios locales. Los manifestantes detonaron cartuchos de dinamita, quemaron neumáticos a las puertas del foro y destrozaron una de ellas para ingresar a la sede, lo cual fue evitado finalmente por policías. También fueron agredidos un periodista que trabaja para la Asamblea y varios reporteros y camarógrafos del canal estatal y de la red de televisión ATB, filial del grupo español Prisa, a quienes los manifestantes identificaron como originarios de La Paz. Los sucrenses reclaman que la Asamblea discuta su exigencia de que las sedes del Gobierno y el Parlamento vuelvan a Sucre, donde estaban hasta 1899, cuando fueron trasladadas a La Paz. Sucre sigue siendo capital de este país de casi diez millones de habitantes, pero sólo alberga al poder Judicial y, temporalmente, a la Constituyente, que está al borde del fracaso por esta disputa. La directiva del foro eliminó ese reclamo de su agenda el pasado 15 de agosto, provocando una reacción social y política en Sucre, que obligó a suspender las sesiones y ha impedido en varias oportunidades su reanudación. “Si quieren matarnos, que nos maten; si quieren botarnos, que nos boten; pero nosotros no nos vamos a ir de esta ciudad”, dijo en rueda de prensa Lazarte.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala