Actualizado hace: 55 minutos
PORTOVIEJO
Policía fue asesinado por robarle su camioneta

Entre lágrimas y lamentos de sus familiares fueron sepultados ayer, los restos de Fernando Elías Vera Cedeño (30), agente de la policía nacional, quien fue asesinado, la noche del martes, a balazos para robarle su camioneta.

Jueves 08 Noviembre 2007 | 21:08

Las primeras indagaciones sobre el crimen señalan que Vera Cedeño al momento de su muerte estaba acompañado de cuatro compañeros policías con quienes horas antes estuvo libando en el cabaret “El Puente”, ubicado en la vía Manta-Jaramijó. Luis Fernando Espinosa Guanangui, Luis Horacio Quilzimba de la Cruz, Efraín Rolando Valencia Nazate, Luis Gordón Soria y Fernando Vera Cedeño habían culminado su jornada de servicios por lo que decidieron salir a pasear a Manta, en la camioneta Datsum, de propiedad de Vera. En el cabaret estuvieron aproximadamente 45 minutos, luego tomaron la vía Portoviejo-Picoazá. Al llegar a las canteras basálticas de Picoazá fueron interceptados por un vehículo en el que se movilizaban tres sujetos quienes realizaron varios disparos para obligarlos a detenerse. Los antisociales procedieron abrir las puertas de la camioneta, conducida por Vera, y con amenazas de muerte les exigieron que se suban al balde del otro carro. Fueron trasladados a otro lugar. “El policía Vera en repetidas ocasiones gritaba que se lleven el vehículo y que los dejen tranquilos”, dijo Luis Gordón, uno de los testigos al agregar que cuando avanzaron varios metros escucharon los disparos. “salimos corriendo hacia la maleza pero los delincuentes nos hallaron pero luego nos dejaron ir”, señaló Gordón. Cuando los antisociales se fueron, los testigos salieron a buscar ayuda y se encontraron con un patrullero, al cual notificaron que había un policía herido. Vera fue llevado hasta la clínica San Antonio donde se comprobó su deceso a causa de varios impactos de bala en pecho a la altura del corazón, en el ombligo, en las piernas y muslo. El levantamiento de cadáver lo realizó el fiscal Arturo Brito quien receptó la versión de los testigos. El uniformado el próximo viernes cumpliría 31 años, estaba separado y vivía en la ciudadela Los Cerezos junto a su madre y hermana.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala