Actualizado hace: 3 horas 37 minutos
DESORDEN
Anuncian operativos pero no hay fecha
Los dueños de los puestos en el centro de la ciudad han tomado como derecho adquirido seguir laborando en el sector donde lo han venido haciendo

El aviso publicado por la Municipalidad de Portoviejo, recordando las sanciones para quienes generen el desorden en la ciudad, es recibido con expectativa y curiosidad, pues es un nuevo intento de ordenar la ciudad luego de otros fallidos.

Martes 06 Noviembre 2007 | 20:22

Mientras, en la urbe hay problemas por la ubicación de comerciantes en las calles céntricas, mercados, terminal terrestre y avenidas, expendiendo desde ropa y otros artículos de bazar hasta comida preparada. Caminar por sectores de las calles Pedro Gual, Chile, Ricaurte, 9 de Octubre, Alajuela, Francisco de P. Moreira, es riesgoso porque hay que hacerlo por la calzada, exponiéndose a ser atropellado porque los portales y veredas están tomados por los expendedores. Hólger García, director municipal de Justicia y Vigilancia, dijo que harán “todos los operativos posibles” para organizar la ciudad. No dio fecha para iniciar el control. La ordenanza municipal en sus artículos 89, 88 y 104, señalan que fogones como los que utilizan los asaderos de pollo, parlantes a todo volumen que utilizan quienes venden discos, puestos de comida y los triciclos que utilicen la vía pública, no podrán seguir trabajando, añadió. Recordó que las sanciones van desde un día de prisión y 5 dólares de multa. Comerciantes reaccionan Los comerciantes se mostraron sorprendidos al leer el anuncio sobre el tema, que ayer la municipalidad publicó en El Diario. Carlos Vargas, vendedor de encebollados en la calle Ricaurte y 9 de Octubre, manifestó que “no puede ser que de la noche a la mañana” los quieran sacar de sus negocios que han mantenido por años, por lo que la municipalidad “debería buscarnos un lugar para trabajar”. “De que vamos a vivir”, tengo seis años vendiendo comida y ahora dónde voy a trabajar, esto es injusto, señaló Javier Moreira. Ante esta situación, García dijo que la municipalidad no tiene porqué reubicarlos y que cada uno de ellos deberá buscar el lugar adecuado para vender. Cifras Según datos estadísticos, en el centro de Portoviejo hay más de 700 puestos que utilizan la vía pública. Los operativos comenzarán en un área comprendida de la calle 18 de Octubre, Rocafuerte, Ramos Iduarte y Colón. Los comerciantes de la calle Chile no serán sancionados en los operativos, ya que ellos deberán definir el lugar donde van a ser reubicados, acotó García. PARASOLES DE UN MISMO COLOR Para la alcaldesa Patricia Briones el problema del orden en el centro de la ciudad se debe a que no existe conciencia ciudadana. “El comercio informal va a tener que organizarse y para ello contamos con el compromiso de varios dirigentes”, dijo. Briones descartó sanciones a los vendedores. “Soy una mujer amante del diálogo y procederemos a hablar con los comerciantes para evitar el caos”, manifestó. Una de las estrategias que se adoptarán para buscar el orden en los vendedores informales es que todos empleen el mismo tipo y color de lona en sus parasoles. “En principio hemos pensado que el color que debe utilizarse es el verde de la bandera de Portoviejo”, aseguró la alcaldesa. La funcionaria expresó que los comerciantes tienen toda la predisposición para ayudar a evitar el desorden. “La desorganización se va a arreglar con diálogo”, reiteró.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala