Actualizado hace: 34 minutos
Edison Cevallos Moreira | Telefax 05-2636345
Mala tos

La pomposa recepción de las instalaciones de las obras “Ciudad de Alfaro, y su posterior entrega a los nuevos integrantes, solo los elegidos por la lista gobiernista de Alianza Pais, marginando a 50 Asambleístas preferidos igualmente por el pueblo ecuatoriano por votación popular, ojalá que no sea la tónica que impere en el funcionamiento del ente encargado de redactar la nueva “Carta Magna”.

Domingo 04 Noviembre 2007 | 20:52

Con una prepotencia despectiva, también se relegó a las autoridades seccionales y provinciales como el Alcalde de Montecristi, Prefecto Provincial entre otros, actitud ésta que podría vislumbrarse como que el dialogo con sectores ajenos a la política del líder supremo de la absoluta mayoría gobiernista, será inexistente y que ellos van a ser en el seno de la Asamblea, solo invitados de piedra; y, lo que en todo el país ya es un secreto a voces, de que la constitución a redactarse ya se encuentra debidamente preelaborada y que salvo uno que otros temas sueltos serán materia de un aparente estudio. Difícil las cosas así dispuestas para quienes siendo sujetos deliberantes y democráticos conformen o sean parte del bloque mayoritario, pues muchos de ellos en su momento y cuando el ciclo triunfalista retome a los cauces normales, porque no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista dice un práctico adagio popular, deberán rendir cuentas a sus vecinos electores; o aspirarán nuevamente a una dignidad de elección popular, y entonces podría ser el escenario ideal para que el elector le pase la factura negándole el voto por haber sido corresponsal de un comportamiento antidemocrático. Aún habiendo como de hecho lo hay, una mayoría que se ve, aplastante, el debate en la redacción de un nuevo estatuto constitucional es de vital y necesaria importancia para que prime el justo equilibrio en una sociedad que por ahora recíproca votos y credibilidad por encontrarse sumida y desconcertada por un comportamiento desastroso de la clase política que ha venido gobernando a este país y que ahora; y, en gran medida se encuentra inmersa en el gobierno de Correa como activos protagonistas. Si se pretende coartar la libre expresión de aquellos integrantes no alineados en esa de lo que se ve, obediente aplanadora gobiernista, no existirá el debate necesario que permita procesar las verdaderas demandas sociales que el pueblo requiere, reclama y al que se lo ha inducido a creer se darán en la Asamblea; y se generalizara el criterio que el señalado ex - dueño del país solo ha sido reemplazado y que el tan criticado círculo oscuro socialcristiano que aglutinó y secuestró a los organismos y poderes del estado solo ha sido sucedido por personajes habidos de poder absoluto. Ese es el panorama que se ve hasta ahora.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala