Actualizado hace: 49 minutos
RODOLFO DE COLOMBIA III
Se adelantó de uán al Loko

Jaimenrique me alertó de que a Gustavo el Loko Quintero le había dado un yeyo. Que estaba con derrame en el mate y a punto de estirar su delirante, bailarina y brincadora pata.

Domingo 04 Noviembre 2007 | 20:46

Pero, parece ser que el rumor era solo eso, rumor. Y después de hacer las averiguancias del caso, Picasso, nos quedamos tránquilos: no había nada que temer, teníamos Loko para rato, Renato. Pero, ¡la grande!, pocos días después, el miércoles de la semana pasada para ser precisos, nos enteramos de la fatal noticia; el que había muerto era otro grande de la música parrandera, Rodolfo Aicardi. La ineluctable Calaca estaba ahí, entre cumbiambas y porros, aguaitando para jalarse a algunito. Y ese había sido Rodolfo. Aquel cuyo nombre de pila fue Marco Tulio Aicardi Rivera, nacido en Magangue, el 23 de mayo de 1946. Que se había iniciado como cantante gogotero en El Club del Clan pero que hizo su debut tropicoloco en 1965, como vocalista del flamantito Sexteto Miramar, con el cual grabó su primer hit, el bolero-balada “Qué quiere esa música esta noche”. Poco después, salía de las fronteras paisas con “Una lágrima por tu amor”, a la que le siguieron hits románticos arreglados por el maestro pianista Juancho Vargas, un bacán. Cuando llegó 1975, era el baladista favorito en Puerto Rico, New York, Venezuela, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, mientras iba coronando, uno a uno, los países centroamericanos. Su caballo de batalla (que para muchos fue de botella) fue la balada cortavenas “Sufrir”. Indentonces, le vino un chance: reemplazar al Loko Quintero en Los Hispanos, y ahí comencipió otra etapa de su vida. Sobre la que más mijor le cuento mañana, pana.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala