Actualizado hace: 3 horas 5 minutos
FIELES DIFUNTOS
Reencuentro con los muertos
EN LOS JARDINES Shirley Estrella mira la tumba de su nieta Sheyla Muñoz, que murió hace unos meses

Miles de personas coparon los cementerios ayer. El Día de los Fieles Difuntos se recordó con nostalgia, música, sonrisas forzadas y copas de licor. La jornada estuvo matizada por las reuniones familiares alrededor de las tumbas de sus seres queridos. Fue la oportunidad para rememorar momentos gratos y para intentar hallar consuelo al vacío que dejaron aquellos que ya no están más, a quienes un día se fueron sin decir adiós.

Sábado 03 Noviembre 2007 | 19:13

Alrededor del cementerio general de Portoviejo hubo estrictos controles de seguridad. Más de sesenta policías regularon el tránsito en las calles aledañas. Incluso la Pedro Gual y Coronel Sabando, Juan Montalvo y Seminario fueron cerradas para evitar el congestionamiento. No hubo sol ni humedad. En el camposanto de la parroquia Colón los visitantes agradecían al cielo por esta circunstancia climática. En las criptas de la Catedral Metropolitana se vivió un ambiente de paz, mientras que en el cementerio de Los Jardines hubo rezos constantes y una misa campal a las 10h00. En todos los camposantos no había cómo dar un paso sin chocar con varias personas a la vez. Comerciantes fueron reubicados El Municipio sólo permitió que varios comerciantes minusválidos y de la tercera edad ubicaran sus puestos en las afueras del cementerio general. Después los 16 policías municipales evitaron que los informales invadieran las inmediaciones del lugar. Hubo quejas de los vendedores, quienes señalaron que la decisión del Cabildo los afectaba económicamente. Por disposición del Municipio los comerciantes informales fueron ubicados en los parques Cayambe y Juan Montalvo, mientras que los locales de comida chatarra se instalaron en los costados de las calles Córdova y 10 de Agosto. El director del departamento de justicia y vigilancia del Municipio, Hólger García, manifestó que estos controles durarán todo el fin de semana. En los consumidores hubo malestar, por el aumento en el precio de las flores. Hacia el mediodía dos rosas se comercializaban en un dólar, cuando antes del feriado se vendían seis unidades por un dólar. OPERATIVOS EN LAS VÍAS En las carreteras de acceso a la provincia hubo un operativo especial por parte de la Policía Nacional, que movilizó durante este feriado a más de dos mil uniformados en todos los cantones manabitas. Los cementerios, playas y balnearios de la provincia estuvieron entre las prioridades del operativo. En las vías de acceso a Manabí se ubicaron puestos de atención inmediata de servicio policial, grúa y carpas de primeros auxilios. En Portoviejo también hubo especial atención de la Policía Nacional en los parques, las iglesias, en la terminal terrestre y en el Paseo Shopping. Para evitar el caos vehicular en todos los cementerios sólo fueron cerradas las calles aledañas. El comandante de policía, Fernando Guerrero, manifestó que los operativos de control se extenderán hasta las primeras horas del lunes. ATENTO A EMERGENCIAS La Cruz Roja ubicó una carpa en las afueras del cementerio general para atender cualquier tipo de emergencia. TERMINAL La terminal lució llena de personas durante las primeras horas de la mañana. Hacia el mediodía el tráfico de personas disminuyó. ORGANIZACIÓN En los alrededores del cementerio general se notó organización.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala