Actualizado hace: 11 minutos
RODOLFO DE COLOMBIA
La Calaca se lo llevó el 24
MAÑANA Continuaremos con el recuento de su vida y éxitos

Estaba triki desde hace ratón: lo había atrapado la dulcemente maldita diabetes, que le complicó sus sistemas respiratorio y renal al punto en que estaba obligado a hacerse diálisis cada dos días.

Sábado 03 Noviembre 2007 | 17:22

La cosa se le complicaba más porque el hombre estaba chiro y por esos descuidos tan propios de los artistas, jamás se cuidó de asegurarse. A partir de entonces, el tipo alegre y fiestero que era, se transformó en una persona taciturna, deprimida, angustiada, sufrida. Hasta que llegó el pasado miércoles 24 de octubre y la Calaca se lo llevó a descansar para toda la muerte, después de haber jodido vida casi toda su vida. Sus últimos años, los pasó enfermo, triste, pobre y solo, solito, solititito. La gente que lo aplaudió, lo relegó en sus preocupaciones diarias; los empresarios que hicieron el billete con sus actuaciones, se barajaron, perekosos, para no rascarse. Así y todo, nadie esperaba su deceso. Pero a las dos de la tarde del día citado, toc toc, tocó la Huesuda a la puerta de su humilde caleta, allá en Guayabal, y le dijo, “!Vamos!”, y el man se fue. Pero dejó, como un millonario, una fortuna signada por notas musicales, en canciones inolvidables. “El Dueño de Diciembre” lo bautizaron sus paisas, porque era la pinta obligada en las celebraciones de Navidad y fin de año, allá en la Colombia currambera. Qué de canciones no dejó que no se cantaran y se cantan y se seguirán cantando hasta el fin de los siglos. Amén.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala