Actualizado hace: 4 minutos
TRADICIÓN
Mexicanos conviven con la muerte y se ríen de ella

Hoy se celebra en todo México el Día de Muertos, una de las manifestaciones populares con mayor arraigo en la sociedad mexicana, días en los que según la tradición los muertos regresan para visitar a sus familiares. En cada casa o cementerio se colocan unos pequeños altares con ofrendas florales, de frutas y panes horneados especialmente para recibir a sus difuntos.

Viernes 02 Noviembre 2007 | 21:24

Los mexicanos conviven con la muerte, se ríen de ella, le ponen sobrenombres: “la pelona”, “la huesuda”, “la catrina”, pero también le rinden culto y la celebran a lo largo y ancho del país el 2 de noviembre. Ofrenda con alimentos Las ofrendas que rinden los mexicanos a sus muertos contienen ricas viandas que incluyen pan, frutas, dulces, tamales, mole, tequila y la flor amarilla de cempasúchitl. El responsable de la sala de etnología de la Costa del Golfo, del Museo Nacional de Antropología (MNA), Leopoldo Trejo, señala que los aztecas celebraban hasta siete fiestas a los muertos pero cuando llegaron los conquistadores españoles en 1521, concentraron las fiestas en una: el Día de Muertos. Trejo explicó que para los mexicanos “era una celebración de cosechas y generalmente el 1 y 2 de noviembre coincidía con la cosecha del maíz”. Los totonacos Curiosa era la celebración de los indígenas totonacos, de la región Huasteca veracruzana, que aún mantienen viva y que consiste en colocar tres altares a sus muertos. “El altar para San Lucas se coloca a las afueras de la casa porque ellos distinguen a los muertos de acuerdo a la forma en que murieron. Los que perdieron la vida por accidente, asesinato, rayo o ahogados, se van con el diablo, por lo que se les ofrenda fuera, porque el diablo no puede entrar a sus hogares”, apunta. Cada punto del país tiene su interpretación de estas fechas, pero todas son festivas, y en muchas no falta la música.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala