Actualizado hace: 25 minutos
Cevallos: quieren desmantelar el Congreso

El presidente del Parlamento ecuatoriano, Jorge Cevallos, denunció hoy que algunos legisladores han recibido supuestas llamadas de asambleístas electos para ofrecerles cargos en la nueva entidad y así desmantelar el Legislativo. "Todavía no han hecho nada por el país y ya juzgan a los demás, ya son hasta jueces, ya llaman, que renuncien, que se vayan por dignidad", dijo Cevallos sin presentar pruebas y al asegurar que esa situación es "vox populi" en el Parlamento.

Miércoles 31 Octubre 2007 | 18:43

El presidente del Congreso aseguró que está recogiendo documentos para probar sus denuncias e insistió en que asambleístas electos "de toda índole" hacen "ofrecimientos, inclusive, de que (los actuales diputados) van a ser parte de la Comisión Legislativa, a otros les dicen que van a ser parte de su grupo de asesores". El presidente de Ecuador, Rafael Correa, considera que la Asamblea Constituyente, que debe instalarse en noviembre próximo para redactar una nueva Carta Magna, tiene que disolver el Parlamento y designar una Comisión Legislativa que se encargue de temas urgentes. Cevallos, que rechaza esa pretensión del Ejecutivo, señaló hoy que cuando se instale la Asamblea se sabrá si los legisladores que han renunciado se han sumado a la Asamblea. Pese a las renuncias de algunos diputados y al anuncio de otros en el mismo sentido, Cevallos aseguró hoy en la televisión Teleamazonas que el Parlamento "seguirá trabajando hasta que la democracia en el país lo permita". Según el titular del Legislativo, al anunciar la disolución del Congreso se está "violando la Constitución al acudir a plenos poderes, dejando todo lo que manda el Derecho para hacer y deshacer a su manera". "El Congreso, lamentablemente, a veces con razón, otras sin razón, ha sido satanizado y no goza de aceptación. Sin embargo, es una función del Estado y es parte de la democracia", recalcó. Añadió que "el Congreso está trabajando con sus cien legisladores", pues, según la Constitución, si renuncia un diputado se llama a su suplente. Cevallos ratificó que él "será el último en abandonar el barco" y que seguirá defendiendo las funciones del Estado "en base a Derecho, prendido de una boya que es la Constitución". "Ojalá la democracia en este país nos permita actuar y defender las funciones del Estado en base a derecho y la Constitución y no al palo y al garrote", apostilló.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala