Actualizado hace: 51 minutos
PORTOVIEJO
Mujer poseída es tratada de sus espíritus malignos
POSEÍDA Érika Velásquez Castro, de 27 años, empezó a ser liberada, ayer, de los demonios

Érika Velásquez Castro, la portovejense de 27 años que está poseída por espíritus malignos, ayer comenzó a ser sometida a un proceso de liberación por parte de pastores evangélicos del Centro Cristiano de Manta.

Miércoles 31 Octubre 2007 | 22:45

Desde las primeras horas de ayer, los religiosos iniciaron un ayuno que durará siete días, y que estará acompañado de constantes oraciones y de lectura de la Biblia con la finalidad de expulsar del cuerpo de Érika los demonios que la atormentan, dijeron. Lina Castro Muentes, madre de la poseída, dijo a El Diario que la joven ha presentado cierta mejoría en su estado, al contrario de los días anteriores cuando su actitud era en extremo violenta y agresiva, a tal punto que intentó estrangular a su hija de seis años y atacó a una vecina del sector de la avenida Guayaquil y calle Eloy Alfaro. Según la señora los siete ayunos sirven para contrarrestar los ayunos malignos a los que fue sometida Érika Velásquez cuando fue iniciada en una secta satánica durante su estancia como emigrante en España. La liberación comenzó a dar resultados en su primer día. “Ya abrió los ojos y ha dejado de caminar en las noches, como desesperada”, indicó Lina Castro. Los pastores estarán en la casa de la poseída durante estos siete días, manifestó. “Luego quedará sana de los demonios que la atormentan”, dijo la mamá, en base a la información que ha recibido de los evangélicos. Con la liberación y las oraciones, Érika ha comenzado a pronunciar “Jesús es mi Salvador” y ya habló con la mamá, a quien abrazó y besó. Además, pidió perdón a la vecina a la cual atacó. El caso Según Lina Castro hace cuatro años la joven emigró hacia España, donde conoció en un parque a Margoth, oriunda de República Dominicana, quien la introdujo en una secta satánica, ayudada por una colombiana de nombre Orquídea. Érika contó a sus familiares que la hicieron ayunar siete días. “La golpeaban y le decían ‘renuncia a Dios, renuncia a Dios’”. Hace dos años se escapó de las garras de Margoth y fue deportada al Ecuador. Regresó a la casa de sus padres en Portoviejo, y desde entonces ha dado síntomas de estar bajo el poder maligno.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala