Actualizado hace: 12 minutos
Béisbol
Boston gana serie mundial
Los Boston Red Sox celebran el out final en la victoria del equipo 4-3 ante los Rockies de Colorado

Después de 86 años de tener que estar sometidos a la llamada maldición del “Bambino” antes de poder ganar de nuevo un título de la Serie Mundial, los Medias Rojas de Boston se proclamaron campeones por segunda vez en cuatro temporadas y lograron el séptimo anillo de su historia.

Martes 30 Octubre 2007 | 21:57

El título les llegó al ganar 4-3 a los Rockies de Colorado en el cuarto partido de la serie que barrieron por 4-0 para no dejar ninguna duda de la superioridad que demostraron ante los campeones de la Liga Nacional, que habían llegado al “Clásico de Otoño” con marca perfecta de 7-0 y 21 triunfos en los últimos 22 partidos. Pero como sucedió en la temporada del 2004 cuando barrieron a los Cardenales de San Luis, los Medias Rojas demostraron primero en su campo del Fenway Park y luego en el Coors Field, de Denver, que tienen la plantilla más completa del béisbol profesional de las Grandes Ligas con un pitcheo intratable y un bateo demoledor. El manejador Terry Francona no sólo ha conseguido formar un equipo con mentalidad ganadora, sino que además les hizo superar de verdad, la psicosis que la venta del legendario Baby Ruth a sus eternos rivales de los Yanquis de Nueva York formaba parte del pasado y que los títulos se ganaban en el campo y con buen juego. Los triunfos de los Medias Rojas, ocho consecutivos en la Serie Mundial, nueva marca en la historia del equipo, también consolidan a Boston como la capital de los equipos campeones del deporte profesional en Estados Unidos. Los Medias Rojas ya no creen en “maldiciones”, aunque sean del legendario Ruth, y si en el buen béisbol de sus peloteros en el diamante y de sus directivos en la gestión de la organización, que ahora es la que tiene de nuevo a un equipo campeón y el mejor de las Grandes Ligas. Lowell el mejor de la Serie Mundial Los Medias Rojas de Boston ya tienen su segundo título de la Serie Mundial en cuatro años y el séptimo de su historia y lo consiguieron en parte gracias a la aportación ofensiva que tuvo el tercera base puertorriqueño Mike Lowell, quien fue nombrado como el Jugador Más Valioso (MVP). Lowell, de 33 años, que cumple su último año con los Medias Rojas, fue sin discusión la gran figura no sólo del cuarto partido que los Medias Rojas ganaron por 4-3 para barrer 4-0 la serie al mejor de siete, sino que en toda la competición. El tercera base boricua fue el encargado de encabezar por tercer partido consecutivo el bateo oportuno de los Medias Rojas al pegar doble impulsador, anotar la segunda carrera de su equipo y pegar jonrón solitario para el parcial de 3-1. Lowell se fue de 4-2 con dos anotaciones y una impulsada que lo dejó en .400 su promedio de bateo al concluir el partido que le iba a abrir las puertas para ganar el premio de MVP de la Serie Mundial. Lowell, quien ya se convirtió en agente libre, demostró una gran clase al declarar que para él todo lo que iba a vivir a partir de ahora era nuevo y por lo tanto no sabía cómo se iban a dar las cosas. “Por lo tanto tendré que ir paso a paso viendo que es lo que sucede”, explicó Lowell. “Mi estancia en Boston ha sido algo increíble tanto la ciudad como la organización, los compañeros, el manejador, no hay nada que me haga estar infeliz”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala