Actualizado hace: 5 minutos
Diplomacia presiona acusación contra racista

El embajador de Ecuador en España, Nicolás Issa Obando, ha informado de que la legación diplomática presentó hoy "un escrito para ejercer la acusación particular" en el caso de la joven ecuatoriana agredida en un tren metropolitano de Barcelona. "Es un hecho aislado porque del resto del pueblo español hemos recibido mucho afecto y solidaridad, pero aunque sea aislado no hay que dejar de castigarlo porque es sumamente peligroso; hoy ha sido agredida sin sentido una ecuatoriana pero mañana puede ser una colombiana y hasta una española", dijo el embajador.

Lunes 29 Octubre 2007 | 20:43

Issa Obando se refería al caso de una joven ecuatoriana, de 16 años, que el pasado día 7 fue agredida y ultrajada por el español Sergi Xavier M.M., de 21 años, a bordo de un tren. La agresión trascendió después que la Guardia Civil informara de la detención del ciudadano español y difundiera imágenes del acto violento, que fue grabado por el sistema de seguridad del tren. Issa Obando añadió que se trata "sin duda, de un hecho cargado de odio y producto de un desequilibrio mental, pero también a los desequilibrados se les castiga". El embajador calificó como "lamentable y vergonzosa" la actitud del juez que instruye el caso, quien dejó en libertad al presunto autor de la agresión y que se negó a recibir a las autoridades consulares. "No sé si esperaba un cadáver para ordenar la prisión preventiva", afirmó el embajador, quien, sin embargo, alaba la decisión de la Fiscalía que presentó hoy un recurso en el que pide la prisión preventiva para el presunto agresor. La Fiscalía recurrió hoy ante la Audiencia de Barcelona la decisión del juez de instrucción número 2 de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) de dejar en libertad con cargos al presunto autor de la agresión contra la menor ecuatoriana. El ministerio público pide el encarcelamiento preventivo del agresor, a la espera de que sea juzgado, alegando que existe peligro de fuga y de que vuelva a atacar a la menor. Issa Obando destacó que no quiere venganza sino que el caso culmine "con una sentencia ejemplarizante" porque, a su juicio, se trata de acciones que deben ser castigadas. El embajador agradeció a la joven agredida y a su madre que hayan aceptado "el reto" de defenderse: "Ellas no querían enfrentar este juicio, decían que preferían que se olvidara, pero yo las convencí y la persuadí porque es necesario afrentar este mal momento para evitar otros casos". El embajador se reunió hoy en el ayuntamiento de la localidad madrileña de Leganés con su alcalde, Rafael Gómez Montoya, para hablar de cooperación y de los pasos previos para el hermanamiento de Leganés con la ciudad ecuatoriana de Macará.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala