Actualizado hace: 4 horas 4 minutos
Papa pide garantías para libertad religiosa de Ecuador

Benedicto XVI pidió hoy que el nuevo ordenamiento constitucional de Ecuador contemple "las más amplias garantías para la libertad religiosa", a la vez que expresó su reconocimiento a los emigrantes de ese país y su cercanía con "el querido pueblo ecuatoriano". El Papa hizo estas manifestaciones en el discurso que dirigió al nuevo embajador de Ecuador ante la Santa Sede, Fausto Córdovez, que hoy le presentó sus cartas credenciales.

Sábado 27 Octubre 2007 | 20:01

En un discurso en español, el Pontífice manifestó que la Iglesia católica "no está ligada a ninguna forma de cultura humana o sistema político, económico o social y realiza una importante aportación al bien común del país". "De ahí la necesidad de promover y afianzar el ámbito de libertad que le reconocen los textos constitucionales de Ecuador. Por eso es de esperar que el nuevo ordenamiento constitucional contemple las más amplias garantías para la libertad religiosa de los ecuatorianos, de modo que la nación pueda contar con un marco legal, conforme también al contexto y los acuerdos internacionales", dijo. El Obispo de Roma agregó que la libertad de acción de la Iglesia, "además de ser un derecho inalienable, es condición primordial para llevar a cabo su misión ante el pueblo, incluso en circunstancias difíciles". Pensando en los numerosos ecuatorianos que emigran a otros países en condiciones difíciles para buscar un futuro mejor para ellos y sus familias, Benedicto XVI dijo que no se puede olvidar que el amor siempre será necesario, incluso en la sociedad más justa. "No hay orden estatal, por justo que sea, que haga superfluo el servicio del amor", afirmó. El Papa Ratzinger indicó que "la caridad es la que, como generoso don de sí mismo al otro, ha generado y sigue generando ese entramado de obras educativas, asistenciales, de promoción y desarrollo, que honran a la Iglesia y a la sociedad ecuatoriana". Benedicto XVI señaló que es de desear que los ecuatorianos "puedan disfrutar de todos los derechos, junto con sus correspondientes obligaciones, obteniendo mejores condiciones de vida y un acceso más fácil a una vivienda digna y al trabajo, a la educación y a la salud, en el pleno respeto de la vida desde su concepción hasta su término natural". El Pontífice resaltó que "es necesario y urgente trabajar por la construcción de un orden interno e internacional que promueva la convivencia pacífica, la cooperación y el respeto de los derechos humanos y el reconocimiento del puesto central de la persona y de su inviolable dignidad". Recordó su visita a Ecuador como representante de Juan Pabo II en 1978 y resaltó que tuvo "la dicha de encontrarse con un pueblo pacífico, sencillo y acogedor, pero sobre todo muy arraigado en la fe cristiana que ha dado tantos frutos a lo largo de varias generaciones". Además, deseó a Fausto Córdovez que su "alta misión ayude a fortalecer los tradicionales lazos de diálogo y cooperación entre Ecuador y la Santa Sede". Por su parte, el embajador de la República de Ecuador afirmó que "se viven tiempos de contradicciones en los que la fe tiene que constituir un verdadero baluarte para enfrentar con valor los principios cristianos". Córdovez aseguró que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, "se encuentra empeñado en una transformación fundamental" de las estructuras del país que "aspira a servir de la mejor manera las justas y legítimas aspiraciones de las grandes mayorías sociales del pueblo ecuatoriano".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala