Actualizado hace: 5 horas 30 minutos
Miguel Cobo Cedeño
El Justiciero y su votación

El Sr. Gobernador de la provincia tiene que darle una adecuada lectura a los resultados obtenidos en la elección de los asambleístas y postergar, por un cierto tiempo, el festejo triunfalista de su movimiento, ya que del análisis que haga de los 21.060 votos nominales que obtuvo el Sr. Mauricio Montesdeoca Martinetty se podrá comprender hasta qué punto los ciudadanos manabitas confiaron en su propuesta de otorgarle una real justicia a los manabitas, hastiados de tanta inseguridad y auge delincuencial, aunque sea basados en los supuestos métodos, que ya sea por leyenda, rumor o verdad se le atribuyen a un personaje denominado “El Justiciero”.

Sábado 27 Octubre 2007 | 22:03

¿Cómo se podría entender que de 36 partidos o movimientos políticos que intervinieron en la lid electoral, el referido candidato sólo sea superado por cinco de ellos: por PAIS, PSP, PRIAN, PSC y MRC; es decir que de los proyectos presentados por los candidatos de 30 agrupaciones, cada una abarcando importantes temas, el expuesto por el Sr. Montesdeoca contó con la aprobación de un importante número de ciudadanos que ya no cree en la administración de justicia en esta provincia, que están hastiados de leer editorialistas que ponen las manos al fuego por un dirigente deportivo preso, acusado de ser traficante, de un ex magistrado que sin pudor en sus artículos nos quiere dar lecciones de moral, cuando todo el país conoce de sus fechorías y por otorgar libertad a conocidos narcotraficantes; de escuchar a curas que enaltecen la personalidad de traficantes de drogas, para mí, únicos culpables de envenenar a tantos delincuentes que asesinan sin piedad, embrutecidos por las drogas. Es tanta la desidia y el abandono gubernamental en la temática de seguridad, que la considerable votación obtenida invita a reflexionar a las autoridades, sean estas de policía, fiscales y jueces para que busquen soluciones jurídicas y normales en el control de este azote social. Estoy seguro que entre los 21.060 votantes, la mayoría son católicos que ante la sociedad sostienen que sólo Dios es el único que puede quitarnos la vida, pero en las urnas, desesperados, quizás porque algunos son familiares de las víctimas o a lo mejor son madres angustiadas de tanto sufrimiento que hijos delincuentes le brindan diariamente, votaron por esta opción, para tener paz espiritual y porque se implante el método de cacería sin piedad a los delincuentes. Por lo tanto, el señor Gobernador tiene que receptar este llamado grito desesperado de muchos ciudadanos que, incluso, sin haber votado por “el justiciero”, creemos, me incluyo en ellos, que existen delincuentes que jamás se van a rehabilitar, que son contumaces reincidentes, que carecen de escrúpulos, que el consumo de drogas los incitan a seguir asesinando a personas de bien, que a esta clase de gente se los debe eliminar para que o sean una carga desgraciada para la sociedad, que quieren que sigan muriendo personas decentes y buenas como la Sra. Tatiana Galarza Tapia, Paco Galarza y muchos cientos de ciudadanos que han caído miserablemente bajo el arma asesina de estos depravados. Que se debe tener un listado de los que están presos y si son asesinos consuetudinarios aplicarles la ley de fuga, todos estos pensamientos cruzan por la mente de todos esos votantes que le dieron su voto de confianza al Sr. Montesdeoca.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala