Actualizado hace: 3 horas 19 minutos
Esoterismo
En busca de la buena suerte
En muchas partes del mundo las esencias son utilizadas en la preparación de los baños de buena suerte

Fátima Álvarez es una de las creyentes en los “baños de la buena suerte”, de vez en cuando acude a locales esotéricos en busca de productos como esencias que la ayuda a relajarse, conseguir propósitos y mantener energías positivas.

Viernes 26 Octubre 2007 | 20:12

Ella está consciente de que estos productos no funcionan solos y que es necesario mantener la mente positiva. “Las esencias, baños y otros productos ayudan a ver las cosas de manera diferente, con más optimismo y claridad, lo que no quiere decir que te cambien la vida por completo”, dice. Además, Fátima se considera una fiel creyente en Dios y los ángeles, señala además que todos los días reza la oración del optimismo y su complemento son los baños de buena suerte para alejar las energías negativas y realizar sus actividades con paz y calma. Alrededor hay personas que creen y practican rituales para conseguir determinado propósito o simplemente para sentirse bien consigo mismas. Baños Tanya Núñez, propietaria de Mágico, local donde se vende una serie de productos esotéricos, señala que los baños de buena suerte ayudan a encontrar paz, armonía; lo que no quiere decir que le cambien la suerte a quien los use. En cuanto a los baños, señala que existen los de limpieza o despojo, abre caminos, y el baño de florecimiento. El primero es agrio y caliente para eliminar las malas energías, se utilizan esencias cítricas y agrias para quitar las impurezas; el baño de abre caminos, también caliente pero dulce, es para desatar nudos, liberarse de obstáculos para conseguir determinado propósito; y el baño de florecimiento es fresco y ayuda a que la persona pueda surgir. "Por lo general se realizan los martes y viernes porque hay movimiento y fluido cósmico" señala Núñez, "pero no todo depende de los baños sino de la capacidad mental de cada persona", agrega. Son supersticiones A criterio de la psicóloga Ángela Mero, los baños de buena suerte no son más que supersticiones, creencias que utilizan determinadas personas por falta de seguridad en sí mismas para seguir adelante, a lo que se suma la falta de conocimiento y de fe en Dios. “Dentro de nosotros podemos encontrar la felicidad y no en los denominados baños de buena suerte, que no son más que puro engaño. En muchas ocasiones la desesperación y la crisis económica hace que las personas acudan a este método y se dejen engañar”, señala.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala