Actualizado hace: 58 minutos
Madre de agredida no regresará al Ecuador

La madre de la menor ecuatoriana que fue víctima de una agresión en un tren de Barcelona no regresaría a Ecuador, pese a las ofertas del Gobierno de Quito de dar ayudas a los emigrantes que vuelvan a su país, según dijo hoy a la emisora Radio Quito. La mujer, originaria de la ciudad costera ecuatoriana de Guayaquil y que pidió que no se la identificara, reconoció la añoranza de su país, pero recalcó que "tengo (aquí, en Barcelona) mi vida, tengo aquí, sobre todo, mi trabajo" y recalcó: "yo no voy a volver, no voy a dar un paso atrás".

Martes 23 Octubre 2007 | 20:37

En cualquier caso, se mostró a favor de las ayudas para los emigrantes que quieran volver a Ecuador y pidió "apoyo moral y sicológico" para su hija, atacada el pasado 7 de octubre en un tren metropolitano de Barcelona por el español Sergi Xavier M.M., de 21 años, que ha admitido ser el agresor. También indicó que espera tener contacto telefónico con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, que hoy llamó por teléfono a su casa y conversó con su hija mayor, a la que ofreció su solidaridad y la ayuda del Gobierno. Durante la entrevista, la mujer se manifestó "muy nerviosa" y repitió que "estoy tan nerviosa como mi hija", de 16 años y que se encuentra en tratamiento sicológico desde que sufrió la agresión hace 16 días. Para ella, la agresión a su hija "ha sido racismo, no puede ser otra cosa", e insistió en pedir "discreción para mi hija y mi familia", pues consideró que la situación "se ha alborotado demasiado". La mujer reiteró que había pedido discreción a las autoridades para evitar un mayor dolor a su hija y no esperaba la difusión del vídeo donde se muestra la agresión a la menor, distribuido ayer por los Ferrocarriles de Cataluña. Desde hace siete años, la mujer y sus dos hijas, la menor, que sufrió la agresión, y otra mayor, que se encuentra embarazada, viven juntas legalmente en Barcelona. Aunque no tiene intención de regresar a Ecuador, la mujer, que está "separada desde hace muchos años" del padre de sus hijas, que reside en Guayaquil, señaló que mantienen una buena relación y que espera que pueda obtener el visado para trasladarse a España. El agresor de la joven ha sido acusado de un delito de lesiones, con la agravante de motivos racistas, y tras su detención fue liberado con cargos y debe presentarse cada 15 días en el juzgado. Por su parte, el presidente Correa, tras conocer los sucesos, "instruyó a la Cancillería la adopción de urgentes medidas para evitar la impunidad" del agresor de la joven ecuatoriana, según una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores difundida en Quito.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala