Actualizado hace: 1 hora 24 minutos
JARAMIJÓ
Algunos pescadores no nadan
ARTESANALES Muchos pescadores de Jaramijó han muerto en alta mar, porque las embarcaciones han zozobrado y ellos no han sabido nadar, pese a que conocen de los peligros que tienen a la hora de salir a trabajar.

Enrique Valencia Mero y José Bolívar Falconez, dos pescadores de Jaramijó que murieron ahogados frente a la Península de Santa Elena, no sabían nadar y al zozobrar las embarcaciones de fibra no pudieron salvarse.

Martes 23 Octubre 2007 | 21:56

Estos no son los únicos casos de pescadores que no saben nadar. Ramón Santana Mero (58), artesanal del mar desde los 17, recordó que en octubre del 2006 murió ahogado Inocencio Rosado Vélez, quien no sabía nadar, al igual que Cicerón Ávila, que “era un reconocido capitán de barco chinchorrero de la flota Álava y murió ahogado cuando la embarcación se hundió en las costas manabitas. Después del incidente se supo que no sabía flotar en el agua”. En Jaramijó unas 4.000 personas se dedican a la pesca. A pesar que no hay datos estadísticos en la Capitanía del Puerto de Manta, ni en las asociaciones pesqueras, Santana calcula que en la actualidad el 40 por ciento de pescadores artesanales que salen diariamente en las embarcaciones de fibra no saben flotar en el mar. Culpa a la Capitanía del Puerto de Manta y a los dueños de las embarcaciones de permitir que salgan a faena personas que no saben nadar, peor bucear, cuando debería ser uno de los requisitos para otorgar la matrícula a los pescadores artesanales. José González, director del departamento municipal de Defensa del Pescador, le contradice y calcula que tan sólo es el 20 por ciento. Defiende a la Capitanía del Puerto al indicar que en el curso OMI que realizan los pescadores les enseñan sobrevivencia y a los dueños de las embarcaciones les exigen que tengan chalecos salvavidas. Además, les enseñan prácticas de nado, pero con chalecos salvavidas, que los pescadores no utilizan porque dicen les impiden una actividad más rápida. No es requisito Fanny Novillo, relacionista de la Capitanía del Puerto de Manta, indicó que “se sobreentiende que si son pescadores deben saber bucear, caso contrario están arriesgando sus vidas”. La funcionaria naval aseguró que dentro de los requisitos para conceder las matrículas o realizar los cursos las leyes de la Dirección General de Marina Mercante, Digmer, Capitanía de Manta y Armada no consta como obligación básica saber nadar. Lo que se exige es una serie de documentos, pero es responsabilidad de cada persona el saber flotar en el mar si su principal actividad es la pesca, añadió.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala