Actualizado hace: 1 hora 16 minutos
En marcha control migratorio en islas Galápagos

El ingreso en las ecuatorianas Islas Galápagos será controlada a partir de hoy con una Tarjeta de Control Migratorio (TCM) para toda persona, incluso turistas, que viajen al archipiélago. El objetivo del uso de la tarjeta es reforzar el control migratorio y turístico en las Islas Galápagos y, de esa manera, reducir el impacto ambiental que causa la estadía permanente u ocasional de personas en el archipiélago, añade el matutino.

Lunes 22 Octubre 2007 | 17:58

El Instituto Nacional Galápagos (INGALA) es la organización encargada de emitir la tarjeta migratoria, que tiene un coste de 10 dólares y que será entregada a través de agencias de viajes, líneas aéreas, operadoras turísticas o directamente por la entidad, según Expreso. La tarjeta migratoria tiene tres categorías: una será para turistas, los cuales podrán permanecer 90 días; otra para trabajadores, que fenece cuando termine el contrato laboral; y una tercera para los colonos. Schunbert Lombeida, director del INGALA, dijo a Expreso que el nuevo sistema permitirá controlar de manera definitiva la superpoblación en las islas, aunque dijo que "no será nada fácil y será un proceso que dure muchos años para que sea efectivo". Asimismo, indicó que actualmente existen unos 3.500 colonos que viven en el archipiélago de forma irregular, los cuales tendrán que abandonar las islas, pues una ley expedida en 1998 obliga a aquellos que no tienen un carné que acredite su permanencia en el lugar a salir voluntariamente o a la expulsión. Lombeida indicó que en las Islas Galápagos sólo podrán vivir los colonos que hayan regularizado su situación y aquellos que han contraído matrimonio en ese lugar. Algunas personas que habitan en el archipiélago y que no poseen el carné de permanencia, han expresado su contrariedad con la medida y han asegurado al matutino que ésta les dejaría sin trabajo y podrían perder inversiones. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha insistido en su idea de regular el turismo en las Galápagos, que atrae a unos 140.000 visitantes al año. Las Galápagos están situadas a unos mil kilómetros al oeste de las costas continentales ecuatorianas y fueron declaradas en 1978 como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Sin embargo, el pasado 26 de junio, esa organización incluyó al archipiélago en una lista de patrimonio mundial en peligro, en respuesta a la degradación medioambiental causada por el creciente turismo, la inmigración y la introducción de especies no autóctonas. El archipiélago debe su nombre a las grandes tortugas que la habitan, y sus reservas terrestre y marina contienen una rica biodiversidad, considerada como un laboratorio natural, que permitió al científico inglés Charles Darwin desarrollar su teoría sobre la evolución y selección natural de las especies.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala