Actualizado hace: 3 horas 28 minutos
Benedicto XVI dio comunión a Correa

Nápoles.- El papa Benedicto XVI llegó a las 07.15 GMT a Nápoles, capital de la región sureña de Campania, donde celebró una misa en la céntrica Plaza del Plebiscito, como acto de apertura del Congreso interreligioso "Para un mundo sin violencia".

Domingo 21 Octubre 2007 | 10:10

A esa reunión asistió el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien intervendrá el lunes en el Congreso en una mesa redonda sobre la situación de América Latina, junto con el argentino Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, y el obispo auxiliar de Puerto Príncipe, Pierre Dumas. España estará representada por el arzobispo de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, y el biblista Armand Puig. El Papa se trasladó en helicóptero desde el Vaticano hasta el puerto de Nápoles, donde fue recibido por el arzobispo de la ciudad, el cardenal Crescenzio Sepe, las autoridades locales y portuarias. Desde el puerto se trasladará a la Plaza del Plebiscito, donde celebró una misa de apertura del congreso que organiza la Comunidad de San Egidio bajo el lema: "Por un mundo sin violencia: religiones y cultura dialogan". Benedicto XVI oficióla ceremonia en la que participaron 15 cardenales, 60 obispos, 700 sacerdotes, y 300 diáconos, así como participará un coro formado por 400 interpretes. Después se trasladóal seminario de Capodimonte, donde recibió a los jefes de las delegaciones y representantes de varias religiones del mundo, que participan en la reunión interreligiosa. Es la primera vez que Benedicto XVI se entrevista con un grupo tan nutrido de representantes ortodoxos, protestantes, judíos, budistas y musulmanes. Por la tarde, el Papa visitará la catedral de Nápoles, donde venerará las reliquias del patrón de la ciudad, San Genaro, y regresará a Roma. El viaje del Papa a Nápoles responde a la invitación del arzobispo de la ciudad, Crescenzio Sepe, y al deseo de dar su apoyo a la importante reunión interreligiosa, en la que, entre otros, participarán el patriarca ortodoxo de Constantinopla, Bartolomé I, y el arzobispo de la iglesia greco-ortodoxa de Chipre, Chrysostomos II. EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala