Actualizado hace: 4 horas 49 minutos
Entrevista
Fernando Navia: "La economía requiere un plan internacional"

Miércoles 25 Marzo 2020 | 10:04

Para Fernando Navia, la recuperación de la economía, en crisis por el coronavirus, debe responder a una estrategia internacional.

El portovejense considera necesaria la búsqueda de ayuda de otros países, a través de fondos de emergencia, y el fortalecimiento de la reserva económica.
Más allá de lo sanitario y humano, en lo económico, ¿cómo ve al país en un mes? 
Todo depende de la velocidad con que detengamos la propagación del virus. Siempre deberá haber un balance entre aislamiento de las personas y actividad económica. Por ahora, ese balance debe estar cargado del lado de la salud, pues hay que detener a toda costa la expansión del virus. Si hay la suficiente disciplina, el próximo mes veremos una caída drástica de la actividad económica, disminución de ventas y problemas de las personas y empresas para el pago de sus obligaciones, pero se habría disminuido la velocidad de crecimiento de los casos de contagiados.
¿Puede Ecuador enfrentar esta crisis económica solo? 
Es difícil. Ya el país venía sufriendo una aguda crisis fiscal cuando empezó la actual pandemia. Todos anhelamos que las medidas paliativas que ha anunciado el Gobierno nacional alcancen para que nuestra economía pueda pasar este duro momento. Si nosotros no actuamos con disciplina en estas semanas venideras, éstas serán insuficientes. El problema se prolongaría más, generando una detención prolongada más grave de la economía. En ese caso, sería imposible para el Gobierno nacional subsidiarle a la sociedad los costos que significa el deterioro de las carteras de los bancos, la falta de liquidez en las empresas y de dinero para gastos básicos de las familias. Ese escenario no deseado deberá preverse regionalmente, con otros gobiernos latinoamericanos, para acudir por ayuda humanitaria internacional.
El alcalde de Nueva York le pide al presidente Donald Trump un nuevo plan Marshall. ¿Ve usted a Estados Unidos apoyando a Latinoamérica y a países dolarizados? 
Escuché a Bill De Blasio, alcalde de Nueva York, pedirlo, y conozco de varios líderes latinoamericanos que comentan esta necesidad.  Sin embargo, el presidente de Estados Unidos ha contestado en dos frentes: En lo interno, ofreció enviar cheques a las familias norteamericanas para ayudarles a paliar esta situación.  En lo internacional, hasta ahora, se ha enfocado en criticar a China porque en ese país se originó el virus. No veo, en los pocos días que han pasado desde la declaratoria de pandemia, al presidente Trump priorizar una estrategia multinacional para resolver la crisis múltiple generada por la pandemia.  De la otra parte, veo a China más proactivo para apoyar a esta parte del mundo, en materia de salud pública, dotación de suministros para la prevención y en transferencia tecnológica, como la que acaba de anunciar el vicepresidente Sonnenholzner que haría una empresa china para ayudar a nuestros hospitales en diagnóstico temprano del virus. Si los hechos que le comento marcaren una tendencia, Latinoamérica no contaría con un plan internacional de amplio apoyo como el que se necesita urgentemente.  Los sistemas financieros necesitan liquidez para sus carteras de crédito, los latinoamericanos más pobres requerirán asistencia social directa y el financiamiento de futuros proyectos de desarrollo económico debe reinventarse, bajo criterios de sostenibilidad ambiental, inclusión social e inocuidad.  En definitiva, el virus está cambiando la forma de vivir de los seres humanos y evidenciando la inutilidad del marco institucional internacional para abordar el problema. El virus está golpeando gravemente a un mundo que ya venía enfermo de egoísmo y enseñándonos que el camino hacia la solución pasa necesariamente por la solidaridad profunda entre individuos, vecinos, pueblos y naciones.
Y casa adentro, ¿qué medidas considera urgentes de implementar para una reactivación más rápida? 
Recordemos que, por carecer de moneda, el Gobierno ecuatoriano sólo puede pagar sus gastos si ingresa más dinero, si gasta menos, o se endeuda, o una combinación de las tres. Por ello, el Gobierno debe buscar urgentemente entre las multilaterales un fondo de asistencia emergente, no menor a $4.000 millones. Suena enorme, pero lo debe intentar. Esto le permitirá solventar gastos básicos durante los próximos 60 a 90 días, y fortalecer la reserva monetaria, para poder atender con liquidez el encaje de la banca privada, que necesitará fortalecer su liquidez. Recordemos que en los próximos 90 días, los ingresos del gobierno van a ser mínimos, por los plazos de hasta 90 días que anunció para el pago del impuesto a la renta. En lo fiscal, todas las soluciones posibles son paliativas y dolorosas: el gasto se va a reducir, así no se decrete, por iliquidez, en la caja fiscal. 
Es un efecto en cadena... 
Los primeros afectados serían los proveedores de las entidades públicas, pues son parte del presupuesto de inversión. En cuanto a gasto corriente, no basta que el Gobierno ponga metas de recorte: es necesario que, en cada ministerio, en cada dependencia pública, esta vez sí obren con criterio centralista y empiecen recortando gastos por el centro administrativo del modelo de administración pública ecuatoriano. Esta es la oportunidad para un agresivo proceso de descentralización y desconcentración de competencias con recursos, aunque estos últimos llegaren disminuidos por la crisis. 
Dentro de las medidas anunciadas para enfrentar la crisis no se habló de revisar los precios de la gasolina. ¿Cree usted que se los debe tocar? 
La liberación de precios de la gasolina no tendría mejor momento, pues con los actuales niveles de precio internacional, los ecuatorianos estamos pagando igual o más que en otros países. 
¿Y el IVA? 
Lo tocaría de último, podría desalentar el consumo y eso es crítico en estos meses. En Manabí, debe propiciarse urgentemente una mejor conexión comercial de nuestro sector agrícola con los mercados, tanto nacionales como internacionales, pues ante una caída del consumo, se debe vender al mejor precio posible. En todo caso, de esta salimos, con el favor de Dios, espero que para ser mejores seres humanos, conscientes de que el mundo cambió y eso nos obligará a ser más responsables.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala