Actualizado hace: 1 hora 7 minutos
Copa Libertadores
Barcelona clasifica a la fase de grupos de la Copa Libertadores tras golear a Cerro Porteño

Miércoles 26 Febrero 2020 | 19:23

Cuatro goles del Barcelona, con doblete de un deslumbrante Fidel Martínez, dieron la victoria este miércoles al equipo ecuatoriano por 0-4 sobre el Cerro Porteño y, con ello, el pase al grupo A de la Copa Libertadores.
En dicha instancia el Barcelona se medirá con el también ecuatoriano Independiente del Valle, actual campeón de la Sudamericana; el Flamengo, campeón de la Libertadores 2019, y el colombiano Junior de Barranquilla.
Lo del delantero Fidel Martínez, goleador del certamen con ocho tantos, fue todo un recital, por la calidad de sus anotaciones y por su trabajo en todas las áreas para lograr un resultado que completaron las dianas de Emmanuel Martínez y Damían Díaz.
Ello ante un Cerro Porteño nervioso y desbordado por un Barcelona que traía el gol de ventaja en Guayaquil, y que al comienzo del encuentro se vio con el contratiempo de la sustitución del arquero Javier Burrai, lesionado, por Víctor Mendoza, otra de las figuras de los visitantes.
Mendoza ocupó el arco después de que en el minuto diez Burrai, con el balón atrapado en el suelo, sufriera un zarpazo en la cara de la bota de Benítez, que fue sancionado con tarjeta.
Esa primera parte fue de Cerro Porteño, con Mendoza en el minuto 22 despejando un tiro de gol de Diego Churín; y dos minutos después, Óscar Ruiz remató en otro ocasión de peligro y de lucimiento de Mendoza.
La dinámica cambió con el gol de Emmanuel Martínez, a pase de Fidel Martínez.
Una situación que creó el nerviosismo entre los hombres del técnico Francisco Arce, que si bien controlaron la pelota lo hicieron de forma desordenada.
Todo lo contrario de un Barcelona bien organizado y con un Jonathan Alvez que incordió en todo momento, aunque negado de cara al gol.
Las cosas se pusieron de cara para Cerro Porteño al comienzo de la segunda mitad con la expulsión, por segunda amonestación, del defensa venezolano-español Fernando Amorebieta.
A Cerro Porteño no le quedó más que ir a la desesperada ante un Barcelona que se creció y expuso una clase de serio aspirante a esta Libertadores.
Así, en el 66, Fidel Martínez burló a la defensa y al arquero Rodrigo Muñoz.
En el 73 Díaz aprovechó un error garrafal de la defensa para sortear de nuevo a Muñoz, en salida fallida.
Y el cuarto y definitivo llegó otra vez de la magia de Fidel Martínez, que elevó con toque de maestro el balón sobre Muñoz.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala