Actualizado hace: 8 minutos
Uno de los chefs más famosos del mundo queda deleitado con la gastronomía manabita

Jueves 20 Febrero 2020 | 09:18

El Viche y la morcilla fueron dos de los platos que dejaron gratamente sorprendido a Walter Staib, uno de los chefs más famosos del mundo.

Esta estrella del arte culinario, que tiene un programa en la televisión pública estadounidense “A Taste of History”. (sabor de la historia) recorre su país y el mundo mostrando los secretos de la cocina ancestral, recetas únicas que identifican a cada población.
Así, con la coordinación del Ministerio de Turismo, llegó a Manabí donde estuvo en Portoviejo, Manta, Montecristi y Jipijapa y donde la gastronomía manabita lo dejó sorprendido y extasiado, según lo que él señaló y luego publicó en sus diferentes canales de comunicación
Staib probó ceviche, viche, morcilla, tonga, corviche, entre otros platillos, durante los cuatro días que duró la producción del programa en esta provincia
Además compartió la cocina con chefs ecuatoriano,. Así en el restaurante Bocaldivia, ubicado en Puerto Cayo del cantón Jipijapa estuvo con Rodrigo Pacheco, prepararon un ceviche con maní y aguacate, además de un corviche. “Es un placer compartir conocimiento de nuestra gastronomía y presentarla al mundo a través de este importante programa” aseguró Pacheco.
Otros ministerios, los municipios de Portoviejo y Manta, así como empresarios privados, se unieron a la visita del chef, entonces como parte de la agenda  llegaron al cerro Hojas Jaboncillo, donde recorrieron el arqueomuseo y conocieron detalles de la cultura manteña. Luego, visitaron el museo in situ y prepararon con la chef Fernanda Buzzeta un viche, considerado como el plato representativo de Manabí
El mercado de Tarqui en Manta fue otro punto de grabación donde se filmó la comercialización de mariscos recién salidos del mar e incluso compraron pescado camotillo que prepararon en uno de los restaurantes de Playita Mia.
La hacienda Manantiales del Rocío, en Montecristi, también fue escenario del rodaje. Allí recorrieron la “Ruta de los Sentidos” y conocieron la producción ganadera y de lácteos que se realiza en el sitio. El plato de esa localidad fue la tonga manabita.
Para finalizar la jornada visitaron la parroquia Calderón de Portoviejo donde conocieron el mercado local y se realizó una exhibición gastronómica con 15 platos manabitas para después, en una hacienda local, preparar la tradicional morcilla.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala