Actualizado hace: 3 horas
¿Segundo  mandatario?
¿Segundo mandatario?
Por: Keyla Alarcón
alarcon.tamar@gmail.com

Miércoles 19 Febrero 2020 | 04:00

Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, se ha autodenominado como el segundo mandatario del país por dos ocasiones: el 15 de febrero, al ser expulsado de Guatemala; y la otra, anteayer, en Cuenca.

El dirigente, quien está al frente de una organización, no trascendente por el número de adeptos, antes bien por lo que representan: la resistencia indígena y un proyecto político que, desde 1980-en ese entonces llamada CONACNIE (Consejo Nacional de Coordinación de Nacionalidades Indígenas)-, lucha contra el colonialismo, por la defensa de los territorios y recursos naturales y por la justicia y libertad para los pueblos originarios, entre otros designios lícitos. 
La CONAIE y demás movimientos indígenas como la ECUARUNANI, MICC y la FEINE de los evangélicos, igualmente reconocidos por sus batallas y conquistas en favor de los pueblos y nacionalidades nativas, se amparan bajo un objetivo meritorio y justo, y un proyecto político que se alimenta desde hace más de quinientos años; desgraciadamente, están divididos como nunca, o como siempre, aunque se refute esa escisión como una estrategia política colonialista y de derecha y a decisiones personales que no comprometen a la mayoría; solo hay que recordar que en el paro nacional de octubre la CONAIE, la FEINE y la FENOCÍN no lograron consolidar una propuesta conjunta para la derogación de las medidas económicas. 
Las declaraciones de Vargas, irrespetuosas al no reconocer que estamos en un estado democrático que eligió un presidente, evidencian su alucinación de poder y la manera temeraria en la que debe estar ejerciendo su “supremacía” al interior de la agrupación; qué contradicción con otros representantes del movimiento indígena, que sin vanagloriarse hicieron mucho: Dolores Cacuango o Mamá Dulu, quien fuera dirigente de la primera organización indígena del país, FEI, política inteligente y humilde, con los pies en la tierra y cercana a las personas, sobre todo a las mujeres, a quienes defendía con argumentos, discursos perfectos ante las autoridades y dando el ejemplo; y, junto a ella, en la misma línea, otra lideresa extraordinaria, Tránsito Amaguaña, fundadora de escuelas bilingües, feminista, sindicalista y quien colaboró en la organización de los campesinos de la Costa, estableciendo la Federación Ecuatoriana de Trabajadores Agrícolas del Litoral, entre otros logros históricos.  
A ellas y más dirigentes increíbles, Jaime Vargas, aún con tocado, no les llega ni a las rodillas; es un flaco favor a la resistencia indígena. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: