Actualizado hace: 1 hora 48 minutos
Rolando Fabián Zambrano Andrade
El preocupante calentamiento global

Es tan evidente lo que pasa con el clima, que acogiendo lo sentencia del cientista social Boaventura de Sousa, referente a que las crisis no necesitan ser explicadas, ellas mismas se explican por sí solas, en este caso lo del clima que fácilmente se percibe por los excesos de presencia del sol, y no nos salvamos si vivimos en la Costa o la Sierra; incluso hasta en los polos se siente el calentamiento global. Las temperaturas están llegando a extremos insoportables, que hasta el Ministerio de Educación dispuso que se evite la exposición de los estudiantes al sol.

Lunes 27 Enero 2020 | 04:00

El comportamiento del invierno en la Sierra como en la Costa ecuatoriana es de completa ausencia de lluvias, pudiéndose presentar una posible emergencia de déficit hídrico en el 2020. Qué nos hace falta para entender esta extrema situación, que ya resultan irreversibles como la propagación de incendios acaecidos en la Amazonia el 2019 (91.893 incendios en Brasil, 20.266 en Bolivia?, 14.469  en Colombia?, 397 en Ecuador?, 903 incendios en Guyana?, 11 incendios en Guayana Francesa?, 7.476 incendios en Perú,? y finalmente 162 incendios en Suriname), habiendo alcanzado una extensión de 30 mil km2. Lo de Australia ya no tiene nombre, se registra una extensión incendiada de 10 millones de hectáreas, ambos casos son 6,5 veces el territorio de Manabí.
En diciembre del 2015 la ONU y los 195 países miembros firmaron el primer acuerdo en la conferencia sobre el Clima en París denominada COP21, proponiéndose evitar un cambio climático peligroso, estableciendo un plan de acción mundial que pone límite al calentamiento global muy por debajo de 2 ºC. Antes de este acuerdo se plantearon acciones con el Fondo Mundial Ambiental (GEF) y el Estado ecuatoriano, en fortalecimiento de la gobernanza hídrica, educación de la población, monitoreo de las condiciones climáticas, implementación de sistemas de alerta temprana, imprimir un fuerte ordenamiento territorial, que teóricamente suenan bien, pero en la práctica han resultado mínimas implementaciones.
Manabí es una de las provincias con el menor índice de áreas protegidas, apenas alcanza un 6% del territorio provincial, muy por debajo del 20% del nivel nacional; por lo que el calentamiento global se combate con capacidades resilientes, incrementando capacidad boscosa y áreas protegidas en todo el territorio. ¿Qué estamos haciendo para evitarlo o combatir el calentamiento global? Se diría que casi nada, más bien estamos minando la vida natural del planeta y una de las especies que la provoca es la humana, que a su vez es la más afectada. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala