Actualizado hace: 17 minutos
Editorial El Diario
La falla en el acueducto es producto del descuido

Tres cantones enfrentan una verdadera emergencia sanitaria”

Martes 21 Enero 2020 | 04:00

La falla en una tarjeta electrónica del acueducto La Esperanza-El Aromo, que ha dejado sin suministro de agua potable a los cantones Montecristi, Jaramijó y una parte de Manta, es producto del descuido y la falta de gestión oportuna.

Los tres cantones enfrentan una verdadera emergencia sanitaria, pues se ha anunciado que el daño demandará al menos una semana para su reparación. Es demasiado tiempo. Las reservas se agotarán, pese a las restricciones que pueda tener cada familia.
Desde esta columna se ha propuesto en más de una ocasión que se entregue el manejo del acueducto a un consorcio o a una mancomunidad, cuyos integrantes serían los municipios beneficiados. Desde luego, sería necesaria, también, la participación del Gobierno Provincial, que se convertiría en el organismo integrador.
Un manejo correcto del acueducto permitirá el abastecimiento de los repuestos indispensables para prevenir emergencias como la que por estos días soportan los tres cantones. Impedirá, también, las conexiones clandestinas que merman el caudal y se sirven sin costo de un bien por el que los municipios sí pagan.
Mientras los procesos se concentren en los organismos dependientes del gobierno central, las necesidades no tendrán el tratamiento que se les daría desde la administración local.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala