Actualizado hace: 3 horas 40 minutos
Opciones de vida
Opciones de vida
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 19 Enero 2020 | 04:00

Observando un vídeo que – cierto o ficticio - trata sobre la crítica que supuestamente se hiciera a un potentado, que había anunciado enterrar un automóvil valorado en un millón de dólares, corrió en mi memoria aquellas excentricidades que suelen presentar quienes han logrado amasar una gran riqueza económica y que toman decisiones que no encajan con el patrón de conducta general.

Hay muchos que dejan su fortuna a perros, gatos, caballos; las queman o prefieren que se la lleve el Estado, etc. etc. desdeñando a sus familiares. Se dice que es una falta de sensibilidad humana, cuando existen miles de razones para donar fortunas a los que se mueren de hambre, a la lucha contra enfermedades, a entidades de beneficencia, para salvar vidas, al planeta y otros.
Los legados materiales que para nosotros resultan fuera de lo común, escandalizan; y son criticados con el nivel de dureza que la forma de pensar de quien lo hace lo permita. Y aquello es comprensible, siempre que no pase de la línea del respeto a la voluntad de acción del actor.
Pero volviendo al millonario y su vehículo, el vídeo culmina con un mensaje inesperado: el señor manifiesta que no lo enterrará, que todo ha sido una trama montada para recordar y denunciar que diariamente se entierran valiosísimos tesoros, como son los órganos humanos, que si fueran aprovechados en donación muchas vidas se salvarían. Subraya que en este caso nadie protesta, a pesar de los miles que mueren por falta de órganos para trasplantar.
Ubicándonos en nuestra realidad, en Ecuador, de acuerdo a la ley, todos los nativos de esta tierra y extranjeros nacionalizados  son donantes, excepto que su negativa quede expresa cuando se cedule. Sin embargo, en la práctica esto no funciona como debería ser.   
Como hay desconocimiento de cómo se hace efectiva la donación, se ha creado una demanda de órganos difícil de cubrir y entender, pues la ley facilita la obtención del material necesitado. En Ecuador existe el Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células (Indot) encargado de esta actividad, cuya labor, a pesar de su trascendental importancia, lamentablemente no es muy difundida nacionalmente.
Sea por las razones que sean, lo de las donaciones debe ser materia de revisión del Gobierno, vigorizando al Indot para cimentar mejor esta oportunidad de salvar vidas a partir del deceso inevitable de otras;  pues, si la parodia del millonario difícil es que se dé en el país, no lo es que se incremente sustancialmente el número de donantes efectivos.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: