Actualizado hace: 2 horas 20 minutos
Jaime Alcívar Intriago gregoriodeniza@gmail.com
Nuestros gobernantes

Ya hace 2.000 años que el verdadero maestro dejó expuesto quiénes son los gobernantes y de quiénes son los reinos de la tierra. “Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento de tiempo todos los reinos de la tierra. Y el diablo le dijo: Todo este dominio y su gloria te daré; pues a mí me ha sido entregado, y a quien quiero se lo doy” (Lucas 4:5-6).

Viernes 17 Enero 2020 | 04:00

Las palabras del evangelista San Lucas siempre han tenido explicación en el transcurso de la historia de la humanidad y tienen en la actualidad una base demostrable, cuando se observa cómo los gobernantes y sus gobiernos se enseñorean sobre las naciones y pueblos. 
Sobre el tema, me voy a referir sólo a un caso de Manabí. En el año 2016 vivimos en carne propia lo que es un violento terremoto. Posterior a aquello, el Gobierno,  a través de decreto ejecutivo del 26 de abril de 2016 creó el Comité de la Reconstrucción y Reactivación Productiva (CRRP). Dos años después, para abril del 2018, según la Secretaría Técnica del Comité de Reconstrucción, se mencionaba que  2.177 millones se habían destinado a la reconstrucción. Para abril de 2019 el mismo ente mencionó que el Plan de Reconstrucción contemplaba un presupuesto de 2.922 millones de dólares (Diario El Telégrafo, 8 de abril de 2019). 
En la actualidad, ya para cuatro años del siniestro, surge la pregunta interna: ¿Realmente se va a invertir o se invirtió ya ese dinero para la reconstrucción?
El centro de Portoviejo, como viejo sabio y abandonado, me respondió la pregunta, “mira los terrenos abandonados, observa los negocios que desaparecieron, palpa el crudo desempleo, contempla los hospitales no funcionales, ve los edificios inermes; desguarnecidos como en Siria y las calles aún sin habilitar”. El mismo escenario es palpable en Bahía, Jama, Tarqui de Manta y Pedernales. 
Nuestros gobernantes se han enseñoreado sobre nuestros pueblos. ¿Pero son los administradores de las instituciones que manejaron esos fondos públicos los responsables de esta ofensa? Directores zonales, administradores provinciales, subsecretarios, ministros, gobernadores, prefectos, alcaldes, etc. Sobre ellos clama la sangre de los que murieron en el terremoto. Por eso Dios les pregunta en las noches ¿Qué has (han) hecho? “La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra” Quién contra aquellas palabras, sin embargo, los que tenemos fe, esperamos días mejores, por eso tengo la esperanza sólo en Dios, porque de lo que queda de esos 2.922 millones de dólares, son los que gobiernan los que tienen la última palabra.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala