Actualizado hace: 43 minutos
¿Adónde vamos  Ecuador?
¿Adónde vamos Ecuador?
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 11 Enero 2020 | 04:00

No hay duda alguna que la actual situación socioeconómica del país es delicada. En el gran escenario ciudadano, lo primero que sale a relucir, en cualquier análisis o conversación, es que no hay puestos de trabajo y por lo tanto a la gran mayoría le resulta difícil afrontar la subsistencia familiar.

A renglón seguido, se culpa al Gobierno de los problemas, sin analizar antecedentes de las medidas de los diez años del anterior régimen que caotizaron finanzas, medidas legales y el control absoluto que se tuvo de las más importantes entidades sociales, como el IESS, al que se negó el apoyo financiero coexistente, lo que lastimó a los miles de afiliados que con todo derecho exigen atención médica, y los beneficios de afiliación que ya antes existían.
Fueron diez años de controlar la justicia, las finanzas públicas, al arbitrio de una sola voluntad, con muchos asesores, que hoy huyen y se refugian en medidas de protección internacional sin que hasta ahora la justicia los esté reclamando, lo que demuestra que algo ocultan de sus andanzas de ser poderosos y de abusos cometidos que todavía están por conocerse. 
Todo esto exige que las máximas entidades actuales: Gobierno Central, Congreso Nacional, Corte Suprema de Justicia, Tribunal Electoral, Contraloría General del Estado, Fuerzas Públicas, Gobiernos Provinciales, Cantonales y Juntas Parroquiales, den más impulsos a sus legales tareas emanadas de la ley, demostrando apego a todas disposiciones vigentes y que este esfuerzo demuestre que están haciendo los denuedos requeridos para que Ecuador realmente cambie para el bien común, que la ciudadanía vea que se trabaja para cumplir con los requerimientos urgentes: obra pública, salud, educación, oferta de empleo digno y necesario, nivelando salarios conforme a lo mejor posible, nada de latisueldos, que exista armonía en las leyes y el gasto público y se considere a los recursos estatales como paradigmas que cubran a los más necesitados de todas las regiones, provincias, cantones y parroquias y aún a  los lugares más recónditos de nuestra Patria. 
Este novel ordenamiento tiene que aplicarse de urgencia y ya. A su vez, los ciudadanos organizados en comités, juntas cívicas, y otros organismos representativos de la ciudadanía ejercerán bien de emprendedores o de fiscalizadores de las inversiones que se estén realizando. Justa manera de avanzar.  
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: