Actualizado hace: 57 minutos
Childerico Cevallos Caicedo
Ciudad en desarrollo

Desde hace algún tiempo se ha venido sosteniendo que Portoviejo impulsa su desarrollo en factores como la educación, la salud, el comercio, el turismo, la construcción, la gastronomía, entre otras.

Domingo 08 Diciembre 2019 | 04:00

 Desde hace algún tiempo se ha venido sosteniendo que Portoviejo impulsa su desarrollo en factores como la educación, la salud, el comercio, el turismo, la construcción, la gastronomía, entre otras.

Se las considera fortalezas que forman las bases para el progreso de la capital manabita, habiéndose dado, bajo este precepto, algunos pasos cuyas huellas están siendo seguidas, entusiastamente y con denodados esfuerzos, por profesionales y empresarios con positivos resultados que son visibles por la actividad y los servicios que prestan.
Es una entrega de cariño y confianza a nuestro pueblo, brindando bienes y atenciones que redunden en el bienestar colectivo y en retribución a lo que la sociedad les ha dado, han expresado los protagonistas.
Y a propósito de ello, en cierta ocasión comenté, en lo relacionado a la salud, la visión de emprender en la construcción de tres clínicas-hospitales anunciadas por sendos profesionales portovejenses: Guido Carranza, Carlos Robles y Antonio Sánchez.
El primero, ingeniero-constructor de profesión y ocupación, impuso su experiencia en la materia y concluyó su obra, para en paridad de esfuerzo con Miguel Machuca, eminente cardiólogo mantense y ciudadano emprendedor, poner en funcionamiento la moderna clínica San Francisco que está prestando sus valiosos servicios a los manabitas y ecuatorianos.
Posteriormente, Carlos Robles, renombrado gastroenterólogo, luego de superar dificultades, acaba de entregar a la ciudad un vistoso edificio que alberga especializados equipos, para atención e intervenciones quirúrgicas acorde a las demandas que efectúen los pacientes. Se trata de la nueva sede del Instituto Ecuatoriano de Enfermedades Digestivas (Ieced) y DentalMax, que dirigen Robles y su hija, Shirley, odontóloga de profesión. ¡Aplausos!!
Indudablemente, la presencia de esta unidad médica familiar, con local técnicamente estructurado, constituye un adelanto muy significativo para la salud del país, así como un valioso aporte a la capital provincial.
Pero, igual hay que destacar el gran esfuerzo de otros grupos de profesionales, especialmente médicos, que también se han unido para dar impulso a sociedades que ofrecen sus conocimientos en pro del adelanto comunitario.
Para ellos van nuestras felicitaciones, como, indudablemente, en su momento lo será para la obra que, con el mismo impulso progresista, está llevando adelante la sociedad  que encabeza Antonio Sánchez, cuya inauguración, esperamos, pronto pueda ser anunciada.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala