Actualizado hace: 50 minutos
Camilo Yépez Rodríguez
Eliminar prueba Ser Bachiller

El anuncio hecho día atrás por el Presidente Lenin Moreno, reformando la prueba Ser Bachiller, indiscutiblemente es un avance; sin embargo, creemos que esa no es la solución al grave problema que vive la educación ecuatoriana.

Viernes 06 Diciembre 2019 | 04:00

 El anuncio hecho día atrás por el Presidente Lenin Moreno, reformando la prueba Ser Bachiller, indiscutiblemente es un avance; sin embargo, creemos que esa no es la solución al grave problema que vive la educación ecuatoriana. Lo que sí es necesario, es una reforma a la Ley de Educación, que garantice mejorar el nivel académico de los bachilleres, uno de los más bajos de Latinoamérica.

Ahora más que nunca se hace necesario fortalecer los bachilleratos técnicos y el retorno de los especializados, que el gobierno pasado los eliminó, causando un retroceso en el sistema educativo. La vuelta de esta modalidad de manera actualizada a nuestras necesidades, facilitaría a miles de jóvenes para que puedan acceder a préstamos blandos e iniciar emprendimientos acorde al perfil ocupacional que requiere el Ecuador.
Estamos seguros de que la oferta laboral con mano de obra calificada aumentaría. Por lo tanto, la democratización del capital a favor de la juventud. Estaríamos cimentado las bases para desarrollar una economía solidaria y popular, recursos que también fueron festinados en el gobierno de la década perdida.
La fracasada prueba Ser Bachiller, con el tiempo debe ser eliminada, si se hace la reforma profunda a Ley de Educación en todos los niveles; además la educación debe recibir el apoyo económico como manda la Constitución. Mejorará la educación básica media y superior; será suficiente con la medición que hagan las propias unidades educativas a sus bachilleres. Simultáneamente las universidades, deben fortalecer sus cursos pre universitarios, ampliando su oferta académica y cupos para nivelar conocimientos en un semestre.
Los nuevos bachilleres técnicos tienen que diversificar su oferta, fuera de las ya establecidas. Deben implementarse como: tecnólogo en computación, auxiliares de servicio de salud, turismo , gastronomía y el activismo intercultural. Además, debe retomarse las asignaturas de educación cívica , sexual y en valores del humanismo laico, inculcando la honestidad para combatir toda forma de corrupción e impunidad.
Recordemos las enseñanzas de Paulo Freire: “Enseñar no es transferir conocimientos, sino crear las posibilidades para su producción o su construcción. Quien enseña aprende al enseñar y quien enseña aprende a aprender”. Esta es la mejor manera de desintoxicar el sistema educativo ecuatoriano, que está contaminado por diez años del violento autoritarismo que domesticó a nuestra juventud. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala