Actualizado hace: 6 horas 50 minutos
Jorge Chávez Mera
La corrupción inicia en la cúpula

El 30 de octubre fue nombrado el economista Ben Hur Rodríguez director administrativo del Hospital IESS Portoviejo, al día siguiente de haber renunciado de un hospital del MSP, presuntamente forzado por irregularidades que son investigadas por la Fiscalía.

Martes 03 Diciembre 2019 | 04:00

 El 30 de octubre fue nombrado el economista Ben Hur Rodríguez director administrativo del Hospital IESS Portoviejo, al día siguiente de haber renunciado de un hospital del MSP, presuntamente forzado por irregularidades que son investigadas por la Fiscalía.

10 días después de su posesión, manifiesta públicamente, entre otras cosas, que los parqueaderos del hospital son para los 904 empleados que tiene esta institución y que los pacientes, para llegar a esta unidad de salud, deberían utilizar transporte público, que el hospital funciona bien, que los reagendamientos de citas se deben a que los médicos salen de vacaciones o acuden a congresos y por la alta demanda. Ante estas declaraciones absurdas, es necesario puntualizar lo siguiente:
El Hospital del IESS es patrimonio de los afiliados, quienes con sus aportes lo sostienen; son los pacientes la razón de ser de esta entidad y es su derecho concurrir al hospital cuando lo requieran, en calidad de pacientes.
Por lo tanto, es deber del hospital, incluso es parte del buen trato, tener un área de parqueo para los vehículos de los pacientes, y quienes deben desplazarse en transporte público son los directivos y empleados.
Las vacaciones y congresos de los médicos se programan, como una obligación, todos los años, y el sistema que asigna las citas lo conoce con antelación, por lo tanto, en este tiempo de ausentismo de los médicos no existen turnos asignados; si sucede lo contrario, es negligencia de las autoridades. Tampoco, la alta demanda de pacientes tiene relación con reagendamientos.
La estructura física del hospital es obsoleta, la carencia de fármacos e insumos es permanente, las citas son para 3 y más meses o años, el 80 % de las atenciones corresponde al primer nivel, la emergencia congestionada con más de mil pacientes diarios y solo un 10 o 20 % son emergencias, usuarios insatisfechos, etc., etc. y el economista Rodríguez dice que el “hospital funciona bien”.
Es evidente que es un profesional no idóneo para ocupar el puesto de director administrativo.
Las autoridades del IESS dicen luchar contra la corrupción, pero es todo lo contrario, la corrupción inicia en la cúpula y se traslada a todos niveles, como se demuestra en el presente caso y se repite con frecuencia, como en el Hospital de Manta y CSB Portoviejo, donde sus autoridades no solo que no son idóneas por falta de capacidad técnica administrativa, sino también por denuncias.
Llegará algún momento en que los afiliados y jubilados, cansados del maltrato, exigirán cambios y mejoras, pero de otra manera.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala