Actualizado hace: 6 horas 56 minutos
Tonio Iturralde Cevallos
En alusión al bicentenario

Viernes 29 Noviembre 2019 | 04:00

La ciudad de Portoviejo se aproxima a celebrar el bicentenario de su independencia, de la gesta realizada el 18 de Octubre de 1820; de la cual como ciudadano portovejense y amante de su historia deseo escribir, basado en las premisas narradas por el historiador bahieño Demistocles Estrada, en su obra “Relaciones Históricas y Geográficas”, de donde se deduce que este “acontecimiento” se viene conmemorando a partir del 18 de octubre de 1916, previo al hallazgo que hiciera el referido historiador en los archivos de la gobernación de la provincia del Guayas, de una carta del párroco de Portoviejo Manuel Ribadeneira, dirigida a José Joaquín de Olmedo, reciente gobernador de esa provincia, con fecha de 18 de Octubre de 1820.

La misiva entre líneas decía “que  extrajudicialmente se ha conocido la liberación de Guayaquil del yugo español, que como párroco y ministro de Cristo ha manifestado a todos demuestren alegría y den gracias a Dios por tan grande beneficio y entre otras palabras coloquiales también recomendaba en el cargo al Alcalde de Portoviejo Andrés de Vera, hasta que venga de esa capital nuevas órdenes”.
A decir del propio historiador Estrada; que considerando al documento de gran valía y observando que otras ciudades de la República ya tenían su día glorioso de emancipación, con fecha 27 de diciembre de 1915 envió oficio al Alcalde de  Portoviejo, señor Ernesto Vera Cedeño, comentando el particular y sugiriendo se integre una comisión para verificar lo dicho; como en efecto nuestro concejo en sesión del 20 de enero de 1916 designó al doctor Sergio R. Alcívar para que cumpla indicada gestión.   Al paso del tiempo y sin mayor debate histórico la municipalidad de Portoviejo en sesión del 14 de octubre del mismo año resuelve denominar a la carta suscrita por Ribadeneira “Acta de Pronunciamiento y Adhesión” y al 18 de octubre fecha de la independencia, y cuatro días después se celebran por primera vez las fiestas conmemorativas.
De lo narrado, entonces se desglosa que antes del año 1916 los portovejenses nunca celebramos nada, no recordamos personajes ni fecha transcendental alguna para la ciudad y, sin detenernos en el análisis de la carta, si esta fue una simple misiva personal de Ribadeneira a Olmedo o un acta de independencia, señalaremos que es el único documento que avala lo que conocemos como Independencia de Portoviejo.  De aquí la necesidad de escuchar la opinión especializada de los historiadores portovejenses de nuestros tiempos, para tener un contexto claro del tema y sustentarla como es debido en el año de su bicentenario.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala