Actualizado hace: 5 horas 2 minutos
Universi Zambrano Romero uniz17@yahoo.es
El derecho al agua

Un medio de comunicación revela que con motivo de la construcción de la fallida Refinería del Pacífico, se construyó un acueducto desde la represa La Esperanza hasta El Aromo, cerca de Manta. Pero que en vista de que dicha obra quedó trunca, muchos agricultores, ganaderos y comunidades están utilizando clandestinamente dicho líquido vital para sus acuciantes necesidades, ya que el territorio por donde pasa la tubería, es decir, los cantones Tosagua, Rocafuerte, Montecristi y Manta son zonas desérticas que utilizan el agua lluvia sólo cuando los inviernos son buenos.

Jueves 21 Noviembre 2019 | 04:00

 El artículo doce de nuestra Constitución determina que: “El derecho humano al agua es fundamental e irrenunciable. El agua constituye patrimonio nacional estratégico de uso público, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida”. La ley regulará su uso; los municipios están facultados para crear tasas que los usuarios deben pagar de acuerdo con la ley del COOTAD y las respectivas ordenanzas.
Manabí siempre ha padecido por la falta de agua, tanto para el consumo humano como para el riego y el saneamiento. Algunos creen que Manabí significa tierra sin agua, pero esto no ha sido comprobado. Por este motivo, a mediados del siglo XX se construyó la represa de Poza Honda para el aprovechamiento de las aguas del río Portoviejo desde su nacimiento en las proximidades de la parroquia Honorato Vásquez.
Las autoridades deben en forma urgente solucionar el requerimiento de los campesinos que se encuentran utilizando en forma irregular el líquido elemento sin pagar un solo centavo. Debería decretarse una especie de moratoria en favor de los propietarios de los predios interesados, a fin de que comiencen a pagar por su consumo de manera legal.
En las provincias de la Sierra las comunidades indígenas que utilizan el agua de acequias y canales pagan por su uso cantidades módicas. ¿Por qué no hacer lo mismo en Manabí…?
En nuestra provincia todavía existen comunidades y poblaciones que padecen por la falta de agua. En este sentido es digno de encomio el trabajo que realizan los clubes rotarios para dotar de agua en lugares alejados como en la parroquia San Isidro, donde hace pocos días se inauguró el servicio de agua potable en una comuna llamada Santa Teresa y pronto será atendida la población de El Tormento en la misma parroquia del cantón Sucre.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala